Pasatiempos

Cómo saber si una sustancia es o no un electrolito

Escrito por david shoo | Traducido por mayra cabrera
Cómo saber si una sustancia es o no un electrolito

Mediante un sencillo experimento y con el material de laboratorio adecuado, determina si una sustancia es o no un electrolito.

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

Los electrolitos son compuestos iónicos que conducen la electricidad, ya que contienen partículas cargadas o iones, llamados cationes (iones positivos) y aniones (iones negativos). Se puede saber si una sustancia es un electrolito mediante la determinación de si tiene o no tiene iones. Aquellos que no lo son se llaman electrolitos o compuestos covalentes y no pueden conducir la electricidad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un probador de conductividad
  • Una bombilla
  • Una tabla periódica
  • Agua desionizada
  • Sal de mesa
  • Azúcar
  • Electrodos
  • Baterías
  • Cables de cobre
  • Una jarra de agua
  • Una varilla de Agitación
  • Un crisol
  • Pinzas de Crisol
  • Un mechero Bunsen

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Reúne diferentes sustancias como sal, azúcar, amoniaco, alcohol o ácidos y bases y ponlos en diferentes recipientes para determinar si son iónicos o covalentes. Etiquétalos de acuerdo a sus nombres químicos y fórmulas. Por ejemplo, etiqueta la sal de mesa como cloruro de sodio (NaCl) y el azúcar de mesa como sacarosa (C12H22O11).

  2. 2

    Averigua si están compuestos de metales o no metales. Si el compuesto se compone de un metal, o de un metal y un no metal, entonces es un electrolito y es iónico. Si se trata de dos o más no metales, entonces no es un electrolito y es covalente.

  3. 3

    Consulta la tabla periódica. Los elementos situados en el lado izquierdo de la tabla son los metales, excepto el hidrógeno. Los de la derecha son no metales. Por ejemplo, la sal se compone de sodio (metal) y cloruro (no metal), mientras que el azúcar está constituido por carbono, hidrógeno y oxígeno, todos ellos no metales. Repite este proceso con el resto de las sustancias y etiquétalas si son iónicas o covalentes.

  4. 4

    Conecta dos electrodos de alambre de cobre a una bombilla de luz. Añade agua desionizada o pura a la mitad de un recipiente. Introduce los electrodos en el agua y observa cualquier cambio en la bombilla. Nada debería suceder, pero si la bombilla se enciende, será opaca, lo que indica la presencia de H+ y iones OH- que se producen cuando las moléculas de agua se separan. El agua pura está libre de sales, por lo que es un mal conductor de la electricidad, ya que prácticamente no tiene iones para llevar cargas. La conductividad del agua se ve afectada por la presencia de sales disueltas que contienen iones.

  5. 5

    Añade la sal de mesa, un compuesto iónico, a un recipiente con agua. Agita la solución con una varilla de agitación para disolver la sal.

  6. 6

    Conecta dos electrodos de alambre de cobre a una bombilla de luz e insértalos en la solución. Observa cómo se ilumina la luz del bulbo, que muestra que la sal es un electrolito. Sigue experimentando con otros compuestos iónicos.

  7. 7

    Añade el azúcar de mesa a un recipiente con agua y agita con una varilla hasta que se forme una solución transparente. Coloca los electrodos en el recipiente de agua y observa cualquier cambio en la bombilla. La bombilla no va a encenderse, indicando que el azúcar es no es un electrolito. Sigue experimentando con otros compuestos covalentes.

  8. 8

    Vierte la sal en un crisol a una cuarta parte de su capacidad. Conecta un quemador Bunsen a una fuente de gas y enciende. Calienta la sal hasta que se funda.

  9. 9

    Apaga el fuego y coloca el crisol sobre una mesa de trabajo. Inserta rápidamente los electrodos de alambre de cobre en la sal fundida. Observa la bombilla, ya encendida. En el estado fundido, los iones en los compuestos iónicos se mueven libremente mientras llevan electrones, tal como en la solución de agua salada. Continúa el experimento con otros compuestos iónicos.

  10. 10

    Vierte el azúcar en otro crisol y funde de manera similar como lo hiciste con la sal. Sumerge los electrodos del cable de cobre conectado a una bombilla de luz en el azúcar fundida. Observa cualquier cambio en la bombilla. La bombilla no va a encenderse. Continúa el experimento con otros compuestos covalentes.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media