¿Qué sustancias químicas contiene un limpiador de hornos?

Escrito por amelia jenkins | Traducido por josué miraflores m
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué sustancias químicas contiene un limpiador de hornos?
Un limpiador para hornos contiene varias sustancias químicas. (glass cleaner image by Randy McKown from Fotolia.com)

Los hornos son aparatos que se ensucian fácilmente y las altas temperaturas utilizadas para cocinar pueden hacer que limpiar los derrames y las manchas sea casi imposible. Muchos productos para limpiar hornos en el mercado facilitan la tarea. Sin embargo, existen varios productos químicos en los limpiadores tradicionales para hornos que pueden ser dañinos para tu salud.

Otras personas están leyendo

Hidróxido de sodio

El hidróxido de sodio, también conocido como sosa, es un agente corrosivo encontrado en la mayoría de los limpiadores para hornos. El hidróxido de sodio puede dañar los ojos, los pulmones y la piel. En pequeñas dosis, la sustancia puede causar irritación en los ojos. La exposición a concentraciones más altas o durante largos períodos de tiempo puede causar daño permanente a la córnea. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, la ingestión de sosa provoca un inmediato dolor al tragar. La sosa también irrita la piel, ya que una concentración de solamente el 4 por ciento puede causar irritación.

Butano

El butano es un gas incoloro que se añade a muchos limpiadores para hornos. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, la exposición al butano en pequeñas dosis no tiene efectos adversos para la salud. Sin embargo, la exposición a largo plazo o a una gran cantidad de este gas puede conducir a problemas de salud e incluso la muerte repentina. El butano puede provocar síntomas parecidos a los de congelamiento en la piel, alucinaciones, o daño permanente al sistema nervioso central si se produce una exposición prolongada.

Monoetanolamina

La monoetanolamina es una sustancia incolora, con un fuerte olor a pescado. La monoetanolamina puede causar varios problemas de salud en los seres humanos. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, una concentración de 5,9 por ciento o más causa irritación en la piel. La exposición a la monoetanolamina también puede quemar los ojos, causar reacciones alérgicas, asma irritante y aumento de la presión arterial. En grandes dosis, la monoetanolamina puede conducir a un estado de coma o causar la muerte.

Éter monobutílico de dietilenglicol

El éter monobutílico de dietilenglicol es un líquido incoloro que se añade a muchos limpiadores para horno. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, en pequeñas dosis, esta sustancia no es perjudicial para la piel, los ojos o las vías respiratorias. Sin embargo, las dosis altas o la exposición a la sustancia durante largos períodos puede desarrollar problemas graves de salud en los seres humanos. En una primera etapa, los seres humanos pueden experimentar náuseas, dolores de cabeza o depresión del sistema nervioso central. Después de una exposición continua, estos problemas podrían convertirse en dolor abdominal, insuficiencia renal o lesiones en el cerebro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles