Cómo afecta el tabaco a los vasos sanguíneos

Escrito por cathryn whitehead | Traducido por jesica denisse tschiffely
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo afecta el tabaco a los vasos sanguíneos
Los impactos del tabaco. (smoking image by Alison Bowden from Fotolia.com)

El tabaco tiene un impacto negativo en muchas partes del cuerpo, por ejemplo puede provocar una enfermedad cardíaca, cáncer, apoplejía, aterosclerosis, y muchas otras enfermedades. Aunque algunas partes del cuerpo son afectadas sólo después de varios años de fumar, otras, como los vasos sanguíneos, se ven afectadas inmediatamente.

Otras personas están leyendo

La piel

Fumar hace que los vasos sanguíneos de las capas externas de la piel se reduzcan, lo que significa que tu piel no recibe el oxígeno y los nutrientes que necesita de la sangre. Esta falta de oxígeno y nutrientes, especialmente de vitamina A, hace que tu piel envejezca más rápido, se vuelva seca y arrugada.

Enfermedad vascular

Fumar sólo un cigarrillo contrae los vasos sanguíneos y reduce la circulación hasta por 45 minutos. Los vasos sanguíneos contraídos de los pies son especialmente problemáticos, ya que cuando éstos o los de las piernas se bloquean, se produce una enfermedad vascular periférica que puede provocar gangrena por dentro. La falta de oxígeno en los vasos sanguíneos pequeños puede inflamarlos y bloquear las arterias. La infección resultante, por lo general gangrena, puede llevar a realizar amputaciones.

La visión

Los vasos sanguíneos de los ojos son particularmente sensibles y pueden dañarse debido al humo, llegando a estar inyectados en sangre y con comezón, por lo que podrías perder parte o la totalidad de tu visión. Fumar más de 20 cigarrillos al día duplica el riesgo de desarrollar una degeneración macular, una enfermedad incurable que daña los ojos y que causa la pérdida de la visión central.

Flujo sanguíneo

El interior de cada vaso sanguíneo está recubierto con una capa delgada de células para mantener el flujo sanguíneo sin dificultad. El monóxido de carbono del humo daña estas células, haciendo que la grasa y la placa se adhieran a las paredes del vaso sanguíneo. Luego, la nicotina provoca el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos dentro de los existentes que le proporcionan nutrientes a la grasa y a la placa. Esto provoca el endurecimiento de las arterias, y hace que éstas y las venas se obstruyan y contraigan más rápido.

El corazón

Los radicales libres en el humo del tabaco se unen al colesterol para dañar a los vasos sanguíneos y al músculo del corazón. Fumar provoca que los vasos sanguíneos del corazón se aglutinen y se vuelvan pegajosos. Cuando se forman coágulos y las arterias se contraen, la parte del corazón que recibe oxígeno y nutrientes de las arterias obstruidas morirá. El tabaquismo es la principal causa de insuficiencia cardíaca, ataque al corazón, enfermedades cardíacas y derrame cerebral.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles