Talla de madera para principiantes

Escrito por michelle diane | Traducido por jesica denisse tschiffely
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Talla de madera para principiantes
Si puedes sacarle punta a un lápiz con una navaja, entonces puedes tallar. (NA/AbleStock.com/Getty Images)

Los aficionados consideran la talla como un pasatiempo relajante y creativo. Los Boy y Girl Scouts suelen aprender el oficio como Brownies y Cubs. Aprender a tallar es fácil y requiere pocos suministros, todo lo que necesitas para empezar es un pedazo de madera y una navaja afilada. Usa guantes para proteger tus dedos de los cortes y si vas a trabajar en el interior, coloca un pedazo de tela para que sea más fácil limpiar las virutas.

Otras personas están leyendo

Elección de la navaja

La consideración más importante en la elección de una navaja para tallar es que se adapte cómodamente a tu mano. Una cuchilla que se pliega o una navaja de bolsillo con la hoja de acero afilada es suficiente para los principiantes. Evita el acero inoxidable porque se desafila rápidamente y es difícil afilarlo de forma uniforme. Las navajas especiales para tallar se pueden comprar en la mayoría de las tiendas de artesanía, ya sea en kits o solas, sus mangos son cortos y redondeados para facilitar el agarre y la maniobrabilidad, pero es posible que desees realizar la inversión a medida que te haces más experto en la talla.

Elección de la madera

Puedes comprar la madera en un aserradero o en una tienda de mejoras para el hogar, también puedes pedirle al encargado que te de sobrantes que tiran a la basura para empezar a tallar. Busca madera blanda o semi-blanda, como el pino, la balsa o el cedro, y asegúrate de que es de color uniforme, ya que las manchas oscuras indican variaciones en la dureza. También puedes elegir una ramita verde que se cayó recientemente o la podaste de un árbol de tu propio patio. Asegúrate de que es fresca, dado que las ramas secas se endurecen y son más difíciles de manejar para los principiantes.

Forma de agarrar la navaja

Agarra la navaja de manera que el pulgar esté a lo largo del mango y los bordes de las caras apuntando hacia los dedos. Sostén la madera con la otra mano de forma que el extremo en el que quieres trabajar apunte lejos de ti. Coloca tus codos a tus costados y dobla tus muñecas. Coloca la navaja contra la madera con la hoja apuntando hacia el lado contrario de tu cuerpo. Desliza hacia abajo para hacer tu primer corte y repite el proceso para darle forma a la madera como desees. Una vez que estés cómodo tallando, puedes crear elementos de tu propia imaginación o utilizar patrones de talla, como un oso pequeño, para despertar tu creatividad.

Cuidado del cuchillo

Utiliza un paño suave para limpiar las virutas de madera de las hojas y las grietas de tus navajas y lubrica ligeramente la hoja de la navaja. El aceite de linaza es un buen lubricante y funciona bien para evitar que los mangos de madera mueran o se resquebrajen. Guarda las navajas en sus estuches, si los tienes, si no asegúrate de que las hojas están protegidas de posibles daños y que tus navajas están aseguradas en un lugar fuera del alcance de los niños.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles