Tamaño mínimo de las macetas para cultivar tomates

Escrito por julie christensen | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tamaño mínimo de las macetas para cultivar tomates
Cultiva tomates en una maceta grande en un patio o terraza soleados. (David Oldfield/Digital Vision/Getty Images)

Los tomates están entre los vegetales más cultivados en el jardín, y por lo general ocupan mucho espacio en el mismo. Pero los jardineros experimentados con espacio limitado los cultivan en contenedores. Usa una maceta grande para proporcionar mucho espacio para el crecimiento vigoroso de las raíces y dar mucha humedad, calor y nutrientes a los tomates. No dejes fuera los tomates sensibles a la helada hasta que haya pasado la última y llévalos adentro si el clima frío los amenaza.

Otras personas están leyendo

Escoger una maceta

Los tomates necesitan una maceta que contenga al menos 5 galones (20 litros) de suelo o tenga 22 pulgadas (55 cm) de diámetro. Los tomates crecen al menos hasta 4 pies (1,20 m) de alto durante el verano, y las macetas más pequeñas restringen el crecimiento. Escoge una maceta con al menos tres agujeros de drenaje en la base. Las macetas plásticas son económicas, pero pueden romperse con el tiempo. Las macetas esmaltadas retienen bastante bien el agua, pero pueden costar más que las de otra clase. Las de arcilla son porosas y requieren riego más frecuente. Los barriles de whisky o tiestos de madera son estéticamente agradables, pero se rompen con el tiempo. Escoge una maceta que se ajuste a tu presupuesto y a las necesidades de tu jardín.

Medio para plantar

No uses tierra de jardín normal para plantar tomates en macetas. La tierra de jardín es muy pesada y puede contener agentes patógenos perjudiciales. En su lugar usa una mezcla de suelo que puedes conseguir en viveros, o haz tu propia mezcla. Las mezclas sin tierra son livianas, lo que las hace ideales si planeas mover las macetas. Las mezclas de tierra retienen el agua y cuestan menos. Haz una mezcla con una parte de compost o esfagno, una parte de tierra pasteurizada, una parte de vermiculita o perlita y una palada de estiércol. Llena la maceta casi por completo y haz un hoyo para la planta de tomate. Coloca la planta en el hoyo un poco más abajo de lo que estaba en la maceta del vivero. Rellena con tierra y presiona firmemente con tu mano. Riega bien las plantas de tomate recién plantadas.

Variedades

Escoger la variedad de tomate adecuada es tan importante como escoger una maceta lo suficientemente grande. Las variedades grandes y vigorosas que crecen en enredaderas requieren un soporte resistente. Escoge variedades pequeñas de tomates como Patio, Pixie, Toy Boy y Tumbling Tom. Estas plantas maduran rápidamente, y producen mayormente frutos de tamaño pequeño a mediano en 60 a 75 días. Requieren un sostén mínimo, y las variedades en arbustos pueden no requerir ningún tipo de soporte.

Consejos para cultivar en contenedores

Si la mezcla de suelo no contiene fertilizante, agrega uno de liberación lenta al suelo en el momento de plantar. Fertiliza los tomates cuando comienzan a dar flores con un fertilizante soluble en agua con bajo contenido de nitrógeno, como una fórmula 5-10-5. Los contenedores filtran los nutrientes rápidamente, y causan estrés en las plantas, por eso debes fertilizar cada dos semanas en el resto de la temporada de crecimiento. Riega los tomates en contenedores al menos una vez al día cuando hace calor, para que el suelo esté humedecido de forma pareja. Los contenedores se secan rápidamente en los climas cálidos y las plantas de tomate pueden atrofiarse o dar frutos deformados. Coloca las plantas de tomate a sol pleno, pero retíralas por la tarde durante las horas de calor intenso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles