Cómo hacer un tanque de aire de un tanque de propano de 20 libras (10 kg)

Escrito por leslie renico | Traducido por rafael ernesto díaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un tanque de aire de un tanque de propano de 20 libras (10 kg)
Puedes convertir este tanque de propano en un tanque de aire comprimido. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los tanques de aire comprimido tienen una serie de aplicaciones, tales como encender una hélice neumática o incluso inflar globos y neumáticos. Si tienes algunos de los antiguos tanques de propano en tu garaje o patio, puedes convertirlos en tanques de aire comprimido. En el momento de la publicación, los tanques de aire comprimido no pueden tener una presión superior a 125 PSI, mientras que el propano sólo genera 124 PSI a 70 grados Fahrenheit (21,1 ºC), esa presión aumenta dramáticamente con la temperatura. A 162 grados Fahrenheit (72,2 ºC), la presión es de 390 PSI. Si la presión llegara a ser demasiado grande para el tanque, los tanques de propano tienen válvulas que liberan el gas para disminuir la presión, por lo que no hay riesgo de explosión.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tanque de propano
  • Aparato propano
  • Lima de metal
  • Destornillador
  • Jabón para vajilla
  • Agua
  • Botella del aerosol
  • Taladro con broca de metal
  • Aceite de corte

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vacía el tanque de propano. Si no te has asegurado que el gas se haya acabado, conecta el tanque a una parrilla de gas, incluso si se siente lo suficientemente ligero como que está vacío. Enciende la parrilla. Si no se enciende, el tanque está vacío. Si enciende, deja funcionando la parrilla hasta que el gas se acabe y la llama se extinga.

  2. 2

    Afloja las dos válvulas, la de alivio de presión y la de conexión que utilizas para unirla a la parrilla. Debes ser capaz de hacer esto a mano; de lo contrario, prueba con un paño sobre tu mano para tener estabilidad, o intenta con una llave inglesa. A continuación, desenrosca los núcleos de las válvulas y retíralos. Si no se desenroscan a mano, puedes utilizar una lima de metal para crear una muesca en el centro de una hoja de un destornillador de punta plana y desenroscarlas con eso. Los minoristas de mejoras para el hogar también tienen una herramienta para quitar núcleos que puedes comprar.

  3. 3

    Mezcla el jabón y el agua en una botella con atomizador y rocía un poco en una de las válvulas abiertas. Esto eliminará el olor que las empresas de gas le agregan al propano para que puedas saber si hay una fuga. Sin este propano odorante no hay olor. Repite este paso hasta que no puedas olfatear olor alguno proveniente del tanque, excepto el jabón.

  4. 4

    Agrégale agua al tanque hasta que esté lleno para asegurarte de que todo el gas se ha ido. Luego, saca el agua. Mide el diámetro de la válvula más grande. Compárala con las boquillas de aire de rosca exterior disponibles. Si los diámetros varían entre 1/4 de pulgada (0,63 cm) y 1/2 de pulgada (1,27 cm), deberías poder encontrar una boquilla de aire que puedas simplemente perforar. Si el agujero de tu tanque es más pequeño, usa el taladro para hacer que la válvula más grande sea del mismo tamaño que la rosca que necesitarás para convertir tu tanque de aire comprimido. Aplícale el aceite de corte a la broca antes de comenzar, para hacer la perforación más suave y más rápida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles