Cómo tapizar una puerta

Escrito por lisa east hunter | Traducido por silvina ramos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tapizar una puerta
Se puede utilizar cualquier tela para tapizar las puertas del hogar. (fabric swatches image by Empath from Fotolia.com)

Una puerta tapizada posee algunos usos prácticos. Una puerta se puede convertir en un tablero de mensajes en una habitación de un adolescente. Las puertas de un armario pueden cubrirse con un diseño que combine con la ropa de cama. Una puerta tapizada puede ponerse de costado y colgarse en la pared como cabecera. Cubre las puertas de los armarios del baño con hule como una alternativa a la restauración con tinte o pintura. Observa tu hogar y encuentra más formas de aplicar esta técnica. Las posibilidades solo están limitadas por tu creatividad.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Destornillador
  • Tijeras
  • Tela
  • Guata (opcional)
  • Grapadora
  • Ribetes de tela que se aplican con calor (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira las bisagras que fijan la puerta al marco. Retira las perillas o manijas de la puerta.

  2. 2

    Coloca una pieza de tela, más grande que la puerta, boca abajo sobre la superficie de trabajo. Coloca la guata encima de la tela. Elige guata de cualquier grosor para agregar un relleno extra a la puerta.

  3. 3

    Coloca la puerta boca abajo sobre la tela y la guata.

  4. 4

    Corta la tela y guata para que queden tres pulgadas (7,6 cm) de excedente a cada lado de la puerta.

  5. 5

    Dobla la tela hacia arriba y sobre un lado de la puerta. Estira bien la tela. Suaviza las arrugas y luego, con la grapadora, engrapa la tela al dorso de la puerta. Repite esto en el otro lado de la puerta.

  6. 6

    Dobla la tela sobre la parte superior de la puerta para obtener una esquina prolija y sin arrugas. Suaviza las arrugas de la tela. Estira la tela y engrápala. Repite esto en la base de la puerta.

  7. 7

    Voltea la puerta para que quede boca arriba. Agrega los ribetes a las puertas. Elige ribetes que se adhieran con calor. Corta el ribete para que se ajuste al largo de la puerta. Presiona el ribete en su lugar con una plancha caliente. Repite esto en los otros tres bordes de la puerta. Este paso es opcional.

Consejos y advertencias

  • Si planeas colgar la puerta nuevamente con sus bisagras, engrapa el tapizado en el frente de la puerta sin cubrir el dorso. Cubre las grapas con el ribete.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles