La técnica para bailar en puntas

Escrito por sarah badger | Traducido por laura gsa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La técnica para bailar en puntas
Debes tener muy buena fuerza de piernas y pies para poder bailar en zapatillas de puntas. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Los bailarines de ballet, en particular las mujeres, a menudo utilizan zapatos que les permiten pararse y moverse en la punta de sus dedos del pie. Esta técnica se llama “sur le pointe” o “en pointe” en francés y se conoce como “en puntas” en español. Bailar en puntas requiere de fuerza, energía extraordinaria y una técnica de ballet adecuada. Los bailarines pueden utilizar zapatillas de punta únicamente cuando han llegado a un nivel alto de desarrollo físico y técnico. Deberías intentar bailar en puntas únicamente bajo la guía de un profesional entrenado.

Otras personas están leyendo

Historia

Aunque los bailarines se han subido a los dedos de los pies desde el siglo XVIII, la bailarina italiana Maria Taglioni convirtió el baile en puntas en una práctica estándar en la década de 1830 cuando completó el ballet entero de “La sílfide” en puntas. Taglioni y su padre diseñaron y fueron pioneros de una versión temprana de las zapatillas de puntas utilizadas en los siglos XX y XXI. Desde el tiempo de Taglioni, bailar en puntas se ha convertido en una habilidad que es un requisito por parte de las bailarinas de ballet profesionales. A finales del siglo XX algunos hombres comenzaron a hacer presentaciones en puntas también, a menudo con compañías que se especializan en realizar ballets cómicos.

Método

La técnica del baile en puntas ha evolucionado drásticamente desde el tiempo de Taglioni. Conforme las zapatillas de punta han tenido más soporte, las bailarinas han dominado niveles más altos de habilidades técnicas y son capaces de completar pasos más complejos y difíciles en puntas. Varias escuelas de ballet técnico enseñan métodos ligeramente diferentes para llegar a las puntas. Ambos son correctos técnicamente pero poseen una diferente calidad en el movimiento. Debido a las zapatillas de puntas más duras, las escuelas rusas enseñan a los estudiantes a “rebotar” o saltar en la punta de los dedos del pie cuando están en puntas. Este método provee una cualidad de fuerza y atletismo al movimiento. Las escuelas francesa e italiana instruyen a los bailarines para que pasen por todas las partes del pie cuando se levanten en puntas lo cual crea un movimiento más fluido. Muchos bailarines y escuelas utilizan ambos métodos, dependiendo de las demandas de la coreografía.

Ejecución

Las bailarinas bien entrenadas hacen parecer que no les cuesta ningún trabajo bailar en puntas, pero ejecutar un trabajo de puntas correctamente es uno de los aspectos más difíciles del ballet. Conforme te levantas en puntas ya sea pasando por todas las partes del pie o saltando, debes mantener tu pierna completamente recta. Tus músculos abdominales deben comprometerse con mantenerte en equilibrio mientras tus pies y piernas trabajan para levantarte sobre la punta de tus zapatillas. No es correcto colocar el peso sobre la zapatilla manteniendo tu peso sobre la orilla de la caja de la zapatilla para que tus talones se inclinen hacia el piso. En lugar de esto, apunta tu pie para que esté completamente derecho verticalmente y con tu peso completamente sobre los dedos de tus pies. Cuando bajes de la posición en puntas deberías levantar con la parte superior de tu cuerpo utilizando los músculos de tus pantorrillas para bajar a una posición plana en lugar de “caerte” de las puntas de manera súbita y poco agraciada.

Requisitos físicos

El trabajo en puntas puede ser peligroso, aún para bailarinas experimentadas, pero los bailarines que no tiene las características físicas para hacer trabajo en puntas podrían estar en un riesgo aún mayor de lastimarse a si mismos. Los bailarines no deberían intentar trabajar en puntas hasta que los huesos de sus pies estén completamente desarrollados, generalmente alrededor de los 11 o 12 años. Un bailarín debería tener el permiso de su maestro antes de comprar zapatillas de punta. Ya que pararse de manera correcta en las puntas requiere que el pie esté constantemente apuntado, los bailarines con pie plano o arcos muy bajos pueden encontrarlo excepcionalmente difícil y hasta imposible de dominar. Los bailarines con pies muy arqueados tendrán más aptitud para pararse en puntas pero podrían estar tentados a apuntar más allá de lo que permite la caja debido a la flexibilidad de sus arcos. Cuando un bailarín se pasa de lo que la caja de la zapatilla permite, estira demasiado el metatarso, dedos y tobillos, haciendo que sea más fácil lastimarse en el pie o tobillos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles