Cómo hacer la técnica de lavados en pintura

Escrito por elizabeth stover | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer la técnica de lavados en pintura
Los lavados añaden profundidad e interés a tus pinturas. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Los lavados en pintura son más que la posibilidad de pintar un gran área de color rápidamente. Con algunas técnicas simples, puedes usar lavados para crear profundidad, interés y ricos colores en tus pinturas. Las pinturas al óleo, los acrílicos y las acuarelas crean lavados cuando se mezclan con los diluyentes o disolventes adecuados. Utiliza estas técnicas para crear lavados en un fondo de un tono único, lavados en degradado o lavados en capas que crean nuevos colores.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Acrílico, acuarela o pintura al óleo
  • Pinceles
  • Agua
  • Diluyentes de pintura (acrílico, acuarela o óleo)
  • Superficie adecuada para pintar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Crea lavados con acuarelas, acrílicos u óleos mezclados con diluyentes, medios o solventes. Las acuarelas y el acrílico se diluyen con agua o con un medio hecho para aumentar la transparencia. Las pinturas oleosas se diluyen con un disolvente como el aguarrás (si son a base de aceite) o con un medio de pintura al óleo hecha para aumentar la transparencia.

  2. 2

    Crea un lavado mezclando proporcionalmente más solvente o diluyente que pintura. La proporción de disolvente para la pintura varía de acuerdo a tus necesidades. Comienza con mayoría de solvente y sólo una pequeña cantidad de pintura en el pincel. Añade más según sea necesario.

  3. 3

    Usa un lavado en áreas tales como un fondo donde haya grandes zonas de color claro o transparente, para establecer el terreno de tu pintura. O como alternativa puedes lavar la capas de la parte superior con otros colores para teñir y cambiar el efecto de color de una pintura completa. Haz un lavado en áreas en las que deseas pocas pinceladas o detalles de textura, ya que este crea una zona lisa de color pálido.

  4. 4

    Pinta un lavado de un tono utilizando disolventes o mezcla de disolventes con un color. Esto crea un lavado incluso de tinte pálido. Si usas acrílicos o acuarelas, pinta rápido o moja la tela con agua primero para evitar que las pinceladas se sequen rápidamente. Si utilizas pinturas al óleo, mezcla la pintura con trementina o medio para pintura al óleo. La pintura, que se seca lentamente, se mantiene húmeda a medida que aplicas el lavado sin dejar marcas de pinceladas.

  5. 5

    Utiliza un degradado, que es un lavado que se desvanece desde un color bien oscuro (que contiene más pintura) a uno más claro (que contiene menos pintura) para crear un baño de un color que se desvanece. Comienza con el área más clara y con menos pintura para crear un lavado más ligero, y luego poco a poco aumenta la cantidad de pintura que pones al diluyente para crear un tono más oscuro. Utiliza un degradado para crear profundidad, para que las áreas tengan tres dimensiones y para crear zonas de sombra y luz.

  6. 6

    Pinta un lavado de más de un color mezclando capas, primero un lavado muy pálido y luego otro de un color diferente. Esto crea un tercer color. Un ejemplo de esto es un lavado de color amarillo pálido sobre un lavado de color azul pálido para crear un área de tinte verde. Las capas lavadas para crear colores añaden más profundidad y colores más vivos a una gama de pigmentos mezclados previamente.

Consejos y advertencias

  • Algunas pinturas al óleo son ahora a base de agua y en se diluyen con agua. Lee las etiquetas cuidadosamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles