Técnica de pintura de imitación de cobre antiguo

Escrito por bethany duvall | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnica de pintura de imitación de cobre antiguo
Los objetos de cobre comienzan a desarrollar una pátina a medida que envejecen. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

El cobre desarrolla una hermosa pátina azul verdosa a medida que envejece. Esto se conoce como cardenillo. Un acabado de imitación de cardenillo antiguo le da una sensación de envejecimiento y elegancia europea a un objeto. Puedes usar esta técnica en buzones, casas para pájaros y otros proyectos pequeños.

Otras personas están leyendo

Suministros

Necesitarás papel de lija, un trapo suave, un pincel de al menos una pulgada (2,54 cm) de ancho o más para los proyectos más grandes, un sellador transparente y pintura acrílica de los siguientes colores: dorado renacentista, óxido de hierro rojo, turquesa cobalto, verde ftalo y blanco titanio. La línea Windsor Newton de Acrílicos para Artistas funciona bien y ofrece resultados resistentes al desteñimiento (ver Recursos). Un plato de papel sirve para una paleta. También es útil que coloques papel de periódico viejo alrededor para proteger tu área de trabajo.

Primera capa

Si el objeto sobre el que vas a aplicar el acabado de imitación tiene una superficie resbaladiza, empieza a darle algo de aspereza con papel de lija. Procura que no tenga polvo antes de comenzar a pintar. Prepara tu paleta con cantidades generosas de dorado renacentista y óxido de hierro rojo. Carga el pincel con el dorado y dale un toquecito al óxido de hierro. No intentes mezclar los tonos para formar un color más suave. En su lugar, cepíllalos rápidamente sobre el objeto para que los colores generen manchas sutiles. Esta estriación creará variaciones de aspecto natural. Aplica una capa en todo el objeto y deja que la pintura se seque.

Aplicación del cardenillo

Una vez que la capa base esté seca, coloca un poco del turquesa cobalto, verde ftalo y blanco titanio en la paleta. Empieza a cargar el pincel con el blanco. Dale unos toquecitos al turquesa y al verde, evitando nuevamente que los colores se mezclen. Practica una pincelada o dos en la paleta o un trozo de papel borrador para ver si necesitas ajustar las cantidades de pintura en absoluto. El efecto final debería ser un tinte azul verdoso pastel. Cuando obtengas el aspecto que desees, aplica el pincel suavemente sobre la superficie de cobre. Puedes optar por dejar que parte del color del cobre se trasluzca, o bien, darle una capa a todo el objeto con la pátina si así lo prefieres. De cualquier manera, el truco es pintar con un toque suave para que el cobre de abajo se sume a las variaciones de colores en la capa de cardenillo. Luego de dejar que la pintura se seque, aplica un sellador transparente para proteger tu trabajo.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles