Técnica de tela quemada

Escrito por kristine lofgren Google | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnica de tela quemada
Las texturas y patrones pueden ser agregados al terciopelo usando una técnica de quemado. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La técnica de quemado en tela, también conocida como devore, es una forma de dibujar un patrón o diseño en una tela quemando la capa superior de tela con un producto ácido. Usada típicamente en el terciopelo, esta técnica involucra disolver el rayón que compone el terciopelo con ácido, dejando sólo la seda detrás. Usando una técnica de quemado, tú puedes crear bellos diseños con una textura táctil, en lugar de sólo usar estampados para crear el diseño.

Otras personas están leyendo

Prepara la tela

Antes de que una técnica de quemado pueda ser aplicada, la tela debe ser preparada por un proceso de derrubio. El derrubio es alcanzado lavando la tela en agua caliente que esté al menos a 140 grados Fahrenheit (60º C). Esto puede ser hecho en la estufa o en una lavadora, siempre y cuando tu máquina alcance esta temperatura. Agrega 1/2 cucharada de activador para teñido y 1/2 cucharada de detergente Syntrhrapol por cada libra (0,45 kg) de ropa al agua. Ambos compuestos pueden ser comprados en cualquier tienda de telas o de artesanías. Deja que la tela se seque al aire.

Prepara la pasta engrosadora

La pasta de ácido quemado se hace en dos partes. La primera parte es una pasta espesadora que crea una pasta que es lo suficientemente espesa para mantener su forma en la tela. La pasta espesadora debe hacerse al menos algunas horas antes de ser usada. Usando un tazón grande hecho de plástico o acero inoxidable, agrega 2 tazas de agua a temperatura ambiente. Comienza a mezclar el agua usando una batidora manual o una mezcladora de pie. Agrega lentamente 1/3 de taza de goma guar, que puede ser comprada en la mayoría de supermercados, al agua con la batidora o mezcladora funcionando. Una vez que la mezcla se haya unido completamente, deja que la pasta repose por varias horas hasta que se haya espesado.

Prepara la pasta de quemado

La segunda parte de hacer una pasta de quemado es mezclar el ácido quemado, que disolverá el rayón. Agrega 3/4 de taza y 2 cucharadas de agua en una olla y llévalo a 100 grados Fahrenheit (37,7 º C). Disuelve 1/2 taza de bisulfato de sodio, que puede ser comprado en una tienda de accesorios para el hogar, en el agua. Una vez que el sodio se haya disuelto, agrega 1 taza de glicerina, que puede ser encontrada en la mayoría de farmacias, y la pasta espesadora al agua. Mezcla muy bien.

Quema la tela

Coloca una toalla u otra protección en una superficie plana. Coloca la tela encima de la superficie protegida, pegando con cinta o alfileres para prevenir el movimiento. Aplica la pasta a la tela usando un cepillo de espuma o de cerdas. Esto puede hacerse a mano alzada o con una plantilla. Asegúrate de que la pasta queme la tela completamente, y luego déjala secar al aire. Quema las fibras colocando una lona sobre la tela y planchándola con una plancha caliente colocada en la configuración para algodón. Esto debe tomar aproximadamente cinco minutos. Detente una vez que las fibras se vuelvan cafés. Completa el proceso lavando la tela en agua y cepillando las fibras quemadas con la mano. Lava la tela otra vez en 1/2 cucharada de Synthrapol por cada libra (0,45 kg) de tela.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles