Técnicas para el alambrado de flores

Escrito por anna roberts | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas para el alambrado de flores
El alambrado es una herramienta que los floristas utilizan para crear arreglos bonitos. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Una de las técnicas más básicas para la creación de arreglos florales es el alambrado. Se trata de una manera de fortalecer los tallos para mantenerlos fijos en los arreglos, a fin de evitar doblarlos y que las flores se marchiten, y para alargar los más cortos. Existen dos técnicas principales para el alambrado de un tallo, cada una adecuada para determinadas situaciones. Normalmente, la cinta floral se utiliza en conjunto con las técnicas de alambrado para esconder el alambre, pero otra alternativa es utilizar alambre verde para ese fin.

Otras personas están leyendo

Cinta

La técnica de alambrado más básica es simplemente unir el alambre al tallo con cinta. Este método se utiliza para alargar el tallo, en lugar de para reforzarlo, pero aun así le añade fuerza y estabilidad. Coloca un extremo de alambre contra el tallo y envuelve el extremo de un rollo de cinta floral sobre la parte superior del tallo y el alambre. Gira el tallo a medida que colocas la cinta y envuelve en forma de espiral, creando un ángulo hacia abajo. Continua envolviendo más allá del extremo inferior del tallo hasta alcanzar la altura deseada.

Perforación

Este método es similar al básico con cinta, pero se utiliza principalmente para fortalecer y estabilizar el tallo. Funciona mejor para flores con un cáliz (la parte carnosa verde que se encuentra en la base de la cabeza de la flor) ancho, como las rosas. Presiona el extremo del alambre a través del cáliz de forma vertical y envuelve el alambre en espiral alrededor del tallo. Esto protege el tallo y mantiene la flor hacia arriba. Si lo deseas, envuelve el tallo con cinta floral. Otra posibilidad dentro de este método es perforar el cáliz por completo en forma horizontal, luego doblar el alambre hacia abajo de cada lado para formar una estructura doble de alambre y lograr así más soporte aún. Este es un buen método para flores con tallo corto, para las que necesitas también extender el tallo además de mantener la flor derecha.

Gancho

Las flores con un tallo muy delgado y cabeza plana, como las margaritas y crisantemos, requieren una técnica de gancho. Forma un pequeño gancho en el extremo de un trozo de alambre. Presiona el extremo largo a través de la flor desde la parte superior hacia abajo hasta que el gancho se entierre sobre la parte superior de la flor. Envuelve el extremo largo del alambre que sobresale debajo de la flor alrededor del tallo hacia abajo, formando un espiral vertical. Envuelve el tallo rodeado de alambre con cinta floral, si lo deseas.

Inserción

Algunas flores, como las gerberas, tienen un tallo hueco o blando y carnoso. Para estos casos, empuja un alambre con cuidado a lo largo de todo el tallo hasta que penetre el cáliz en la base de la flor. La utilización de alambre en un tallo flexible también te brinda la oportunidad de doblar el tallo creando curvas decorativas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles