Técnicas de baño con esponja para ancianos

Escrito por lily obeck | Traducido por martin santiago
Técnicas de baño con esponja para ancianos

Ayuda a las personas mayores con un baño de esponja.

for the bath image by Kimberly Reinick from Fotolia.com

Los baños de esponja se realizan generalmente en los ancianos postrados en cama o a personas que no pueden conseguir entrar en la ducha o bañera. Los baños de esponja son útiles también como un procedimiento de limpieza rápida si el tiempo apremia, o como una forma de mantener seguros a los ancianos durante las olas de calor. Los auxiliares de enfermería y cuidadores a domicilio poseen cierta técnica para lograr una adecuada limpieza y a la vez mantener la calma del paciente y la preservación de su dignidad.

Otras personas están leyendo

Baño de esponja

Los baños de esponja son también conocidos como baños de cama, ya que generalmente se llevan a cabo mientras el paciente está acostado en la cama. En primer lugar, añade agua y jabón en una pequeña cuenca y prueba la temperatura del agua. Deja que el paciente también la verifique, ya que su piel es mucho más sensible que la tuya. Ayuda al paciente a desvestirse y cubre todas las partes expuestas con mantas y toallas calientes. Por ejemplo, cuando laves la parte superior del cuerpo, deja las partes inferiores cubiertas con las mantas de la cama. Sólo debes exponer el área a ser lavada. Al lavar el brazo izquierdo, deja el estómago, el pecho y el brazo derecho cubiertos con toallas. Esto preserva la dignidad del paciente, ya que no se encuentra acostado desnudo y vulnerable. Una vez que el paciente ha probado el agua, se desvistió y se cubrió, empapa un trapo en el agua y jabón y comienza a lavar suavemente la piel del paciente, un área a la vez. Es útil tener un ayudante contigo. Él podría lavar otras áreas al mismo tiempo, reduciendo el tiempo de baño a la mitad. Al bañar, frota suavemente la zona expuesta, la limpieza, pero nunca llegues al enrojecimiento. Asegúrate de lavar debajo de los pliegues de la piel del paciente. Este es un buen momento para comprobar si hay úlceras o cualquier otro tipo de erupciones o heridas en la piel. Una vez que el área ha sido limpiada, sécala con una toalla. Asegúrate de que todas las áreas previamente mojadas, especialmente los pliegues de la piel, estén completamente secas antes de pasar a la siguiente zona. Dejando incluso una zona húmeda puede hacer que el paciente sienta frío. Dejar húmeda un área bajo un pliegue de la piel es una forma rápida para inducir erupciones y úlceras. Una vez que la zona esté completamente seca, cúbrela y pasa a la siguiente parte. No trates de lavar más de un área a la vez por su cuenta. Cuando se administra un baño, lo mejor es comenzar con la cara y seguir hacia abajo. Esto te ayudará a asegurarte que no estás olvidando ninguna zona. Baña al paciente mientras está acostado sobre su espalda. Una vez que todas las áreas frontales se han completado, ayuda al paciente a girar sobre su estómago y luego completa el proceso una segunda vez, lavando ahora el otro lado.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media