Técnicas del repujado y reforzado del metal

Escrito por jonita davis | Traducido por gabriela martinez
Técnicas del repujado y reforzado del metal

La creación de la joyería es un arte que requiere un ojo creativo y la habilidad en el trabajo con los materiales.

Sam Robinson/Photodisc/Getty Images

La creación de la joyería es un arte que requiere un ojo creativo y la habilidad en el trabajo con los materiales. Los joyeros no podrán usar pinturas y pinceles o plumas y tinta, como otros artistas para crear su arte, pero tienen técnicas especializadas que dan un cierto aspecto a las piezas. Repujar y reforzar son esas técnicas utilizadas por los joyeros para crear imágenes en relieve de metal. Se utiliza en la más pequeña de las piezas e incluso en cuencos decorativos. Aunque los dos términos se utilizan indistintamente, son dos partes separadas del proceso.

Otras personas están leyendo

¿Qué es el repujado?

Sam Robinson/Photodisc/Getty Images

El repujado es la primera parte del proceso. Después de que una imagen se dibuja o se traza en la parte posterior o inferior del metal, el joyero usa un martillo y da golpes sobre esta. La serie de golpes de martillo al metal crea la imagen en el frente o en el exterior de la pieza de metal. Durante la realización de esta técnica de repujado, los joyeros alternan el peso de los golpes y el tamaño y forma de las patillas para crear las profundidades apropiadas para la imagen.

¿Qué es reforzar?

Sam Robinson/Photodisc/Getty Images

Una vez que la parte inferior está terminada, la pieza de metal se vuelve hacia el lado frontal. La técnica de reforzado utiliza el mismo sistema de martillo y golpes. En lugar de crear la imagen, el reforzado refina la imagen. Los golpes más pequeños y ligeros se utilizan para evitar molestar a la imagen creada por el repujado. Algunos metales se calientan y se enfrían para endurecer antes de que comience la técnica de reforzar.

Propósito

Sam Robinson/Photodisc/Getty Images

Repujar y reforzar deben realizarse en conjunto con el fin de crear una pieza finamente realizada. Después de la técnica de repujado, el lado que estará en exhibición, la parte frontal, es áspera. Dependiendo del diseño, las características pueden ser indefinidas o simplemente no existentes. Por eso es necesario reforzar, para crear detalles que no se puedan hacer en el repujado y perfeccionar otros que fueran creados más o menos en la parte inferior. Una vez terminado, el cliente tiene un relieve de la imagen deseada en la parte metálica de la pieza de joyería. Según el artista Davide Bigazzi, las dos técnicas sirven para darle la escultura deseada, junto con la fabricación de joyas

Herramientas usadas

Sam Robinson/Photodisc/Getty Images

El Proyecto Ganoksin, un recurso en línea de la joyería, describe las herramientas de repujado y reforzado como simples. Los punzones tienen puntas de metal de cuatro a seis pulgadas (10,1 a 15,2 cm) con puntas que son planas, redondeadas, de cuña, estrelladas y más, con el fin de crear las imágenes en relieve en el metal. El proyecto Ganoksin afirma que un joyero puede mantener una colección de 100 o más punzones. El martillo utilizado tiene una luz, y una cabeza tan pequeña como un cuarto de pulgada (0,63 cm). Un tono se utiliza para anclar la pieza de metal. Una olla de hierro fundido se llena hasta la mitad con yeso y el resto con una resina de árbol o de petróleo líquido. Se seca para crear una superficie antideslizante para trabajar. El Proyecto Ganoksin también lista el caucho, el cuero y cualquier otra superficie que la permita trabajar.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media