Técnicas de empalme con alambre de cobre

Escrito por kelly nuttall | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas de empalme con alambre de cobre
Diferentes opciones son más o menos apropiadas para diferentes situaciones y tamaños de alambre. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

Hay muchas técnicas disponibles para empalmar cables de cobre juntos. Los conectores de cables de plástico se encuentran en todos los hogares, pero no son la única opción de empalme disponible. Otras opciones son los bloques de terminales, los conectores de perno divididos, los reductores, el empalme de fusión y los conectores de crimpado. Diferentes opciones son más o menos apropiadas para diferentes situaciones y tamaños de alambre.

Otras personas están leyendo

Conectores de alambre

La forma más común y más fácil de empalmar cables de cobre juntos es con un conector de cables de plástico (tuerca de cable) para conectar y unir los extremos desnudos de los alambres de cobre.

La capa de aislamiento que cubre el alambre debe ser despojado fuera del alambre en alrededor de 5/8 pulgadas (1,59 cm) desde el extremo del alambre. Después de pelar los extremos de los alambres, sostenlos paralelos entre sí. Usa un par de pinzas para torcer los extremos juntos en la dirección de las agujas del reloj. Corta los extremos de los cables de forma que quede alrededor de ½ pulgada (1,27 cm) de cobre a la vista. La tuerca de cable sólo cubre esa cantidad de alambre y no es una buena idea dejar los alambres de cobre expuestos. Si el proyecto de cableado tiene que pasar una inspección, el inspector puede que no deje pasar el hecho de que el alambre de cobre permanece expuesto. Después de recortar los extremos de los alambres, tápalos con un conector de cable de plástico con hilos de metal dentro de la tapa. La tapa ajusta los cables mientras se gira a la derecha.

Hay varios tamaños diferentes de conectores de alambre disponibles para la conexión de dos, tres, cuatro o más cables juntos en un solo paquete. Al empalmar un cable de cobre sólido a un alambre de cobre trenzado, envuelve el alambre de cobre trenzado en sentido horario alrededor del alambre de cobre sólido. Utiliza un conector de cable pequeño para tapar los cables expuestos. Sujeta el conector del cable en una mano y tira de los cables de forma individual para asegurarte de que la conexión sea firme y que ninguno de los cables se salga del conector.

Otros pequeños empalmes

Otros conectores de cable de calibre pequeño incluyen los conectores de empalme a tope que, o bien están aislados o como material de encogimiento de calor crean una conexión de cable de cobre muy estrecha y permanente. El material termorretráctil puede ser revestido con adhesivo. La contracción por calor ocurre cuando el calor de una pistola de calor se aplica al material que protege la conexión contra la corrosión y el adhesivo crea un sello hermético al agua sobre la conexión. El empalme de vinilo aislado es barato y sigue siendo muy eficaz. Funciona exactamente de la misma manera que el empalme a tope de contracción, con la diferencia de que el vinilo que no se encoge. Está allí sólo para actuar como aislante. Con el uso de los conectores de empalme a tope, múltiples alambres a la vez pueden ser empalmados juntos siempre y cuando se ajusten en el interior del anillo de reborde metálico.

Conectores de calibrador grande

Los conectores de cable de calibre grande incluyen los conectores de perno y los reductores. Los empalmadores a tope y los conectores de cable de plástico no son de resistencia alta suficiente para los cables que tienen más de media pulgada ( 1,27 cm) de diámetro. Los cables de calibre grande se utilizan para cables eléctricos de suministro de servicios que llevan electricidad a los edificios residenciales (viviendas, edificios de apartamentos, condominios, cuatro plexos, tri-plexos) y los edificios comerciales (centros comerciales, supermercados, almacenes grandes). Cuando se utiliza un conector de perno, los cables o bien se pueden unir a tope o se pueden conectar en paralelo. Los reductores se conectan directamente a los extremos desnudos de los alambres. En ambos casos, los alambres se mantienen en su lugar mediante una tuerca rosca que se ajusta sobre los hilos que hacen una muy segura, aunque no permanente, conexión. No hay aislamiento que cubra los conectores de perno y los reductores. Se debe tener precaución al trabajar cerca de estas herramientas de conexión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles