Técnicas de forja y fundición

Escrito por sean keven | Traducido por mike tazenda
Técnicas de forja y fundición

La forja y la fundición se usan para dar forma al metal.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

La fundición es el proceso de usar un intenso calor para derretir o fundir minerales y separar sus constituyentes metálicos. La forja es el proceso de golpear el metal resultante para darle la forma deseada. La forja y la fundición son dos componentes críticos de lo que actualmente se conoce como "metalurgia". La forja y la fundición comenzaron a popularizarse en el mundo antiguo a medida que las personas descubrían, probablemente en hornos de alfareros, que ciertos minerales contenían metal. Ciertas técnicas se han utilizado desde tiempos antiguos para llevar a cabo este proceso.

Otras personas están leyendo

Calentamiento

Aplicar calor es el componente clave de los procesos de fundición y forja. Para derretir el metal y separarlo del mineral que lo rodean, se debe aplicar calor para crear los procesos químicos que separan las partes constituyentes. En tiempos antiguos se usaban fuelles y, en la actualidad, calentadores mecánicos que logran alcanzar las altas temperatura necesarias para separar el metal del mineral. El calor es también importante en la forja, para que el metal mantenga una consistencia suave que permita darle forma.

Martillado

Luego de que el metal se calienta lo suficiente, normalmente cerca del punto de fusión, pero antes de que esta se produzca, se lo martilla repetidamente. El propósito es darle la forma final deseada. Esto se puede hacer de manera manual o con equipamientos mecánicos de precisión. El martillado del metal en el proceso de forja coincide con el de otra tarea importante, que es el doblado.

Doblado

Los antiguos japoneses usaban esta técnica de manera extensiva, y son reconocidos como los maestros de la confección de hojas. A medida que el metal se calentaba y se lo martillaba en su forma deseada, se doblaba la lámina metálica sobre sí misma para volver a martillarla, deshaciéndose de las impurezas. Algunos fabricantes japoneses de espadas tenían empleados para martillar continuamente el acero hasta 30.000 veces, resultando en diseños fabulosos en la espada final.

Temple y enfriamiento

La técnica final en el proceso es el templado de la forma metálica resultante. El templado es la inmersión del metal en un baño de líquido o agua fría. Todos los pasos previos de calentado, doblado, y a veces la añadidura de aleaciones adicionales de metal al producto terminado alteran las uniones químicas, y cuando se calientan a la temperatura apropiada justo antes de sumergir el objeto en el agua, con el subsecuente recalentado y enfriado, resultan en un producto final muy duro, pero flexible.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media