Técnicas de laqueado para papel

Escrito por nora zavalczki | Traducido por maría marcela mennucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas de laqueado para papel
Laquea tus pinturas y dibujos para proteger los colores. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

El papel suele ser usado como base para dibujos y pinturas. Se recomienda laquear dibujos y pinturas para las obras de arte que no serán colocadas bajo vidrio porque la laca protege la obra del polvo y otros factores ambientales que podrían destruir o alterar los colores. El laqueado le da a la obra en un acabado mate o brillante. El tipo de laca que usas depende del tipo de materiales usados para hacer el dibujo (acuarelas u óleos), y puedes elegir la técnica que es más adecuada para tu obra.

Otras personas están leyendo

Rociado

El rociado es una técnica simple que implica usar un aerosol. Esta técnica es adecuada para las pinturas y dibujos sobre papel, así como para las impresiones y fotos. Rocía la laca sobre la obra seca colocada verticalmente sobre un atril, manteniendo el aerosol a unas 5 pulgadas (12,50 cm) de tu obra de arte. Deja que la obra se seque. La laca en aerosol está disponible en dos tipos: mate y brillo, también conocido como satinado. Aplica una o varias capas de acabado.

Aplicación con pincel

Elige un pincel para laqueado, el que debería ser chato y ancho. Las cerdas del cepillo deberían ser largas y estar hechas de fibras naturales o sintéticas suaves. Usa un pincel suave, para no rayar la obra de arte. Idealmente, deberías tener un pincel para usar sólo para laquear. Moja el pincel en la laca, y escurre el exceso de material. Aplica sólo pequeñas cantidades de laca para que no humedezca el papel.

Técnica con esponja

Si no quieres tener pinceladas visibles en tu dibujo, usa una esponja suave o un pincel de esponja mojado en laca para darle un acabado a tu obra de arte en papel. Esta técnica es similar a aplicar laca usando un pincel, pero cubres la superficie rápidamente y sin dejar rastros de pinceladas. Moja un lado de la esponja en un bol con laca y apóyala sobre una toalla de papel para extraer el exceso de laca. Presiona la esponja firmemente sobre la obra de arte. Repite el procedimiento para cubrir toda la superficie de papel.

Resinado

Verter resina líquida transparente sobre la obra terminada es otra manera de sellar el papel. Esta técnica es mejor si usaste cera o si tu obra es más espesa y tiene texturas que requieren protección. Prepara la resina con el catalizador provisto en el equipo. Vierte una delgada capa de resina sobre el dibujo. Esta se endurece rápidamente y sellará el papel permanentemente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles