Técnicas de longboard

Escrito por aaron charles | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas de longboard
El longboard es distinto al skateboard, ya que es más tradicional y se realiza con una tabla más corta. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

El longboard no sólo es un estilo de skate, es un estado mental. En "The Skateboarder's Journal", el deportista Justin Metcalf se refirió a un amigo suyo que resumió el descenso en longboard en una sola palabra: dicha. En realidad hay distintos estilos para practicarlo que requieren técnicas diferentes. Aprender algunas de ellas te ayudará a que tus viajes en longboard estén llenos de felicidad.

Otras personas están leyendo

Técnica de parado

Antes de ponerte a andar, practica estar parado, especialmente si el longboard es tu primera experiencia con el skateboard. Dobla tus rodillas y mantén tus brazos colgando sueltos. Pon tus pies sobre los bulones de las ruedas hasta que estés cómodo con otra pisada. Practica pasar tu peso desde los dedos de los pies a los talones y viceversa. Esta es la manera principal para pararte una vez que estés en movimiento. Como los longboard son más largos que los skate tradicionales, tienen más flexibilidad, así que acostúmbrate a equilibrarte en armonía con la flexión de la tabla.

Técnicas de frenado

Otra aptitud a practicar antes de afrontar la colina más inclinada que puedas encontrar, es el simple arte de frenar. Comienza en una superficie plana y una vez que estés andando, coloca tu pie en el suelo al estilo "Picapiedras" para parar. Realiza esto repetidamente a distintas velocidades hasta que no tengas que pensar en lo que estás haciendo y que el frenado se convierta en un reflejo. En el sitio web LushLongBoards, quienes practican longboard destacan que algunos deportistas de carreras frenan con sus propios pies a velocidades que hasta pueden generar humo.

Otra aproximación al frenado, que en realidad es más un método para bajar la velocidad, es el de frenado de aire. Simplemente párate con tus brazos hacia afuera y deja que la resistencia del viento aumentada te frene.

Metido

Una vez que estés cómodo con la manera adecuada de pararte y de frenar, estás listo para tomar un poco de velocidad. Muchos practicantes de longboard prefieren el estilo de carrera, donde bajan por las colinas lo más rápido que pueden. Para lograr grandes velocidades, básicamente tienes que hacer lo opuesto al frenado del viento "metiendo" tu cuerpo para hacerlo lo más pequeño posible sobre la tabla, disminuyendo la resistencia al viento. Para lograrlo, imagínate que sos un deportista de velocidad como los de las olimpíadas de invierno, pero de manera estática. De la posición de montaje normal, coloca tu pie trasero en "punta de pie" sobre la tabla mientras el otro permanece plano. Dobla tus rodillas y agáchate de manera que tu rodilla trasera se meta detrás de la delantera. Mantén el peso completamente adelante de la tabla y el pecho lo más cerca a la rodilla delantera posible. Mantén tus brazos detrás de tu cuerpo.

Por etapas

Aprender la técnica por etapas no sólo hará que el longboard sea más divertido y disfrutable, sino que también es otra manera de frenar. Básicamente, este método es girar a la izquierda y a la derecha repetidamente. Estos principios también se aplican para doblar en la carretera. Nuevamente, el factor clave es mantener el peso adelante en la tabla mientras bajas la colina. Inclínate hacia el giro. Mientras lo haces, toma la tabla con la mano más alejada de la curva y cuando estés en superficies planas ejercita el traslado de peso que practicaste al principio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles