Salud

Técnicas de manejo de conducta para el TDAH en niños

Escrito por r. y. langham, ph.d. | Traducido por vanina frickel
Técnicas de manejo de conducta para el TDAH en niños

Las técnicas de manejo de conducta pueden ayudar a controlar el TDAH en los niños

active child image by Sergej Razvodovskij from Fotolia.com

Según la Clínica Mayo, el trastorno de atención con hiperactividad (TDAH) es una enfermedad crónica que afecta a millones de niños y, a menudo persiste en la edad adulta. Los niños con TDAH experimentan la falta de atención y comportamiento hiperactivo e impulsivo. Además, estos niños pueden tener dificultades como baja autoestima, relaciones problemáticas y malos resultados en la escuela. Cuando se trabaja con niños con TDAH, es importante establecer rutinas, introducir límites, aplicar el refuerzo positivo y negativo, comunicar de una manera positiva, utilizar técnicas de modificación de prevención en el aula y explorar los programas de educación especial y las intervenciones médicas.

Otras personas están leyendo

Rutinas

Las rutinas son especialmente importantes cuando se trabaja con niños con TDAH, según Sharon Weiss, M.Ed., consultor de comportamiento y fundador del sitio web ADDvance.com. Los niños con TDAH necesitan reglas con el fin de dar sentido al mundo que les rodea. También necesitan rutinas para mantenerlos enfocados en la tarea a mano. Seguir la misma rutina todos los días ayuda a los niños con TDAH a cumplir con las expectativas y metas. Una vez establecida, es importante adherirse a la rutina en una base consistente.

Límites

Sharon Weiss señala que los niños con TDAH funcionan mejor cuando saben cuáles son las reglas y qué sucede si se rompen las reglas. Las reglas deben ser breves y al grano. Es una buena idea hablar con tu hijo acerca de lo que siente son buenas reglas para establecer y cuáles son las consecuencias en caso romperlas. Si tu hijo participa en la discusión entonces él sabe las reglas, las consecuencias si se les rompe y va a entender lo que se espera de él.

Refuerzo positivo

Según la página web de Educación Familiar, el refuerzo positivo es una manera efectiva de manejar el comportamiento de los niños con TDAH. Muchas veces un padre regaña a un niño cuando se porta mal, pero no le dice nada cuando el niño muestra un comportamiento bueno. La clave para el refuerzo positivo es alabar y recompensar al niño mientras esté demostrando un buen comportamiento, como sentarse tranquilamente o concentrarse en una tarea. El propósito del refuerzo positivo para el niño es conectar su buen comportamiento a la recompensa. Las recompensas pueden adoptarse en forma de elogios, privilegios o regalos. Es importante ser constante cuando se utiliza el refuerzo positivo para que el niño pueda aprender con éxito el comportamiento deseado.

Refuerzo negativo

El refuerzo negativo es otro método que se puede utilizar para tratar a los niños con TDAH, de acuerdo con LDOnline.com, un sitio web líder en dificultades de aprendizaje y TDAH. El propósito del refuerzo negativo consiste en eliminar una consecuencia no deseada de un niño con la esperanza de que el niño repita el comportamiento deseado de nuevo. Por ejemplo, un padre o un maestro puede practicar el refuerzo negativo al ignorar al niño cuando se porta mal y prestar atención al niño cuando demuestra buen comportamiento. Finalmente, el niño aprenderá que para recibir atención debe demostrar buena conducta.

Comunicación positiva

Según FamilyEducation.com, una forma manejar de forma eficaz a un niño con TDAH, es responder positivamente a ella. La comunicación positiva construye la autoestima del niño y fomenta el buen comportamiento. La autoestima de los niños con TDAH está conectada a su interacción con el entorno y las personas que aman. La forma en que un padre habla a un niño afecta directamente en cómo ese niño se ve a si mismo. Si un niño con TDAH se siente amado y aceptado entonces hará un esfuerzo para complacer al padre, centrándose, siguiendo las rutinas y obedeciendo las reglas.

Modificación preventiva del aula

Los niños con TDAH pueden ser perjudiciales en el aula y de acuerdo con LDOnline.com, es importante que el profesor esté preparado para alentar y apoyar a estos estudiantes a una modificación preventiva del aula. Un profesor puede manejar a un niño con TDAH estableciendo reglas claras y consistentes, redirigiendo al niño hacia un objetivo o tarea, encontrando actividades que mantengan a los niños ocupados, tales como repartir las tareas y las pruebas o recoger algo. Ignorar al niño cuando se porta mal y elogiar al niño cuando demuestre buen comportamiento también sirve en el aula.

Educación especial

En algunas situaciones, los niños con TDAH pueden tener dificultades al asistir a escuelas tradicionales debido a su hiperactividad, falta de capacidad de organización y la incapacidad para concentrarse en una tarea durante largos períodos de tiempo, de acuerdo con Erin King, Ed.S., psicólogo escolar certificado a nivel nacional y colaborador de The ADHD Information Library. Algunos niños con TDAH pueden olvidarse de entregar las tareas, extraviar los deberes y tener dificultades para completar las pruebas en el tiempo asignado. Además, los niños con TDAH pueden ser inquietos en clase, si tienen que pasar mucho tiempo sin moverse. Los programas de educación especial pueden ser beneficiosos para los niños con TDAH, ya que proporcionan clases más pequeñas y con interacción uno-a-uno. Es importante señalar que no todos los niños requieren de una educación especial, así que su inclusión en un programa de educación especial debe basarse en las necesidades individuales de cada niño.

Medicación

La medicación puede ser una manera efectiva de manejar a un niño con TDAH, de acuerdo con helpguide.com, una institución de recursos de salud mental sin fines de lucro. Los medicamentos no pueden curar el TDAH, pero pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas asociados con el trastorno. Los medicamentos para el TDAH pueden ayudar a tu niño a concentrarse durante largos períodos de tiempo, hacer planes para el futuro y recordar esos planes, controlar sus impulsos y completar objetivos y tareas. Sin embargo, incluso con los medicamentos, tu niño todavía puede luchar con el olvido, la torpeza social y la desorganización de vez en cuando. Debido a que cada niño responde de manera diferente a los medicamentos para el TDAH, estos deben ser adaptados a cada niño y supervisados ​​de cerca.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media