Técnicas de masaje para después de una abdominoplastía y luposucción

Escrito por crystal r widger Google | Traducido por carolina bobadilla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Muchas personas, especialmente mujeres, tienen una cirugía plástica en algún momento de su vida. La liposucción, abdominoplastia (abdominoplastia) y el aumento de senos se han convertido en tipos populares de cirugías plásticas para la mujer. Sigue las instrucciones de cuidado posterior proporcionados por el médico, ya que ellas son indispensables para que tu recuperación sea exitosa. El masaje local comenzado aproximadamente una o dos semanas después de la cirugía ayuda en el proceso de curación, que incluye la reducción de cicatrices y hematomas y aumento de la circulación.

Otras personas están leyendo

Cosas para recordar

Después de la primera ducha, frota una loción espesa o vaselina en el área operada. Esto alivia el picor por al secado de la piel debido a la intervención quirúrgica. Mantente alejado de la incisión hasta que se cure completamente. Nunca apliques el lubricante sobre la incisión. No querrás irritar o causar cualquier tipo de infección en ella. Antes de comenzar el masaje, asegura el OK con el cirujano que realizó la cirugía. Recuerda, la atención de un paciente hacia su cuerpo se convierte en esencial en esta parte del proceso de curación.

Masaje local

Algunos usan masajes locales después de la abdominoplastia y la liposucción. No presiones directamente hacia abajo sobre el abdomen. Utiliza un roce suave y ligero. Frota suavemente para no aumentar la aparición de moretones. Comienza frotando con pequeños movimientos circulares con las yemas de los dedos. Tómate todo tu tiempo. Apurando el masaje no puedes estimular el tejido en el área lo suficiente. Usa un movimiento en el sentido de las agujas del reloj, girando hacia la región externa del abdomen para estimular a que el flujo de sangre a circule. Completa estos masajes cerca de tres veces al día. Aumenta la presión utilizada mientras te frotas después de dos semanas. A medida que el área sana, el músculo y el umbral de los tejidos resisten más la presión aumenta.

Masaje linfático

Algunos eligen a un profesional para realizar el masaje linfático en el área. Esto aumenta el flujo de la linfa, lo que reduce la hinchazón y limpia el sistema linfático. También estimula el sistema inmunológico, disminuye el tiempo de curación y aumenta la salud general en pacientes con una cirugía estética del abdomen, de acuerdo a tuckthattummy.com. Puedes elegir comenzar un auto-masaje linfático también.

Coloca los dedos en el hombro opuesto en el hueco justo encima de la clavícula. Mueve los dedos hacia arriba y hacia el cuello. Frota suavemente en el sentido de las agujas del reloj hacia el pecho con dos dedos. Asegúrate de empujar la linfa hacia el nodo. Este tipo de masaje estimula el líquido a que corra a través del cuerpo. A continuación, utilizando dedos firmes, presiona y tire de la piel debajo de la axila hacia el cuello. Libera la presión y repite. Masajea la zona del muslo en su totalidad, empujando la linfa en la dirección de la rodilla interior usando la parte plana de la mano. Asegúrate de utilizar una presión muy suave. Demasiada presión aplanará los nodos. Empuja y saca con la parte plana de los dedos en la parte posterior de la rodilla. Consulta con tu médico y terapeuta de masaje con licencia antes de comenzar cualquier rutina de cuidado personal y para una mayor información.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles