Técnicas para modificar la conducta

Escrito por tom raley | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas para modificar la conducta
A veces es necesario modificar radicalmente el comportamiento de un niño para que él funcione en la sociedad. (Comstock/Comstock/Getty Images)

A veces es necesario modificar radicalmente el comportamiento de un niño para que él funcione en la sociedad. Existen una serie de técnicas que se utilizan, pero cada una alcanza un grado de éxito diferente. Modificar el comportamiento de un niño no es un evento que se logra en una sola noche, sino que es un proceso.

Otras personas están leyendo

El refuerzo positivo

El objetivo es modificar el comportamiento inaceptable o malo y reemplazarlo por uno bueno. El mejor método para lograr esto es el refuerzo positivo. Cuando el niño hace algo bien, recibe una recompensa. Ésta puede ser en forma de un elogio, un abrazo o un elemento simbólico. El malo se debe ignorar a menos que sea destructivo o peligroso. Los niños buscarán tu atención cuando debido a su mal comportamiento se sientan ignorados, y entonces intentarán algo más. En un principio, esto podría empeorar su comportamiento, pero después de un tiempo, ellos aprenderán que la retroalimentación positiva es lo que llama la atención y, entonces, se centrarán en sus actividades y cambiarán el patrón de comportamiento.

El castigo

El castigo físico, como los azotes, es una reacción perniciosa a un mal comportamiento. Los niños aprenden de la gente que se encuentra a su alrededor y los ven como modelos de conducta. Algunos consideran que la mejor forma de castigo es dejar al niño en pausa. Es decir, durante la pausa, al niño se le aparta de las actividades placenteras. Mientras el niño experimenta esta pausa, él será ignorado y no se le permitirá interactuar con otras personas. En casa, selecciona un lugar donde el niño reciba este castigo, ahí nadie podrá verlo ni él podrá ver la televisión. Procura que este lugar no sea ningún tipo de armario o cuarto de baño. Por lo general, la pausa debe ser de un minuto por cada año de edad.

Tu compromiso

Para que un programa de modificación de la conducta tenga éxito, debes comprometerte. Dos factores principales determinarán el nivel de éxito. El primero es la consistencia en la aplicación del programa. No debes bajar la guardia o correrás el riesgo de un retroceso importante. El segundo es tu tiempo. Si quieres un cambio eficaz debes darte tiempo para lograrlo. Si no pasas tiempo con tus niños ¿por qué considerar la separación como un castigo? Si tu hijo anhela atención y retroalimentación positiva, la pausa será mucho más eficaz.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles