Técnicas de uso de la porra de policia

Escrito por charles dodd white | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas de uso de la porra  de policia
La porra es una gran arma de defensa y su dominio puede ser un auténtico arte. (police bat_1 image by ivan gusev from Fotolia.com)

La porra, macana o bastón de mando de la policía, es un medio eficaz de disuasión contra las personas que se resisten a la detención o a los implicados en disturbios. La porra funciona porque es más que un simple bastón. El método para emplear esta herramienta ha evolucionado a lo largo de los años, transformándose en un arma formidable que ha tomado parte dentro de las artes marciales. Cualquier oficial entrenado en su uso será capaz de someter a una persona con mucha mayor fuerza física que él. Esto hace de la porra un recurso no letal de gran fuerza que resulta esencial para los oficiales en las calles de hoy en día.

Otras personas están leyendo

El método de golpeo

El tradicional PR-24 de la policía es un bastón recto con un mango corto que se extiende en un ángulo de noventa grados. La principal ventaja de tener el mango en este ángulo es la capacidad de generar velocidad en los movimientos de golpe. El oficial toma el mango con el extremo nudoso hacia arriba y con la longitud del bastón debajo de la axila. Esto mantiene la mayor parte del arma a salvo detrás de la espalda, una posición conocida comúnmente como la posición de "listo" o "preparado". Cuando se realiza un golpe, el oficial abre su brazo de manera que el bastón de mando puede moverse libremente hacia adelante. El impulso se inicia mediante la colocación de la mano libre en el extremo delantero del bastón y oscilando hacia atrás con fuerza, mientras que la mano que sostiene el mango se relaja lo suficiente como para permitir un giro del bastón entero. Esto hace del mango una especie de pivote, que hace rebotar toda la longitud de la porra hacia el atacante. La velocidad de este golpe puede ser bastante considerable.

El método de arrastre

El método de arrastre es a veces la mejor solución cuando el agresor debe ser sometido en situaciones cuerpo a cuerpo. Esto se logra mediante la extensión del brazo mientras se sostiene el bastón en línea recta desde la posición de "listo" o "preparado". Esto coloca la longitud de la porra paralela al brazo que la sostiene. Con el brazo que queda libre, se deberá sujetar al agresor de la muñeca (del brazo que se tenga la intención de inmovilizar) firmemente entre la porra y el brazo que lo sostiene. Luego, el oficial arrastra el mango del bastón hacia abajo, a lo largo del brazo y hasta la muñeca, usando el peso corporal del atacante como fuerza de arrastre. Este movimiento crea un candado efectivo sobre el brazo del atacante y puede provocar dolor severo si la maniobra se mantiene durante un período prolongado.

El método de perforación o punción

El método de perforación se emplea en espacios reducidos y tiene por objeto conseguir que el agresor se retire. A partir de la posición de "preparado", el oficial realiza un golpe corto mientras gira la mano que sostiene la porra hacia su cuerpo. El extremo nudoso del bastón golpea al agresor con pronunciada fuerza, la cual es incrementada por el movimiento de torsión al momento del impacto. Este es un método defensivo, pero puede causar daño corporal significativo; especialmente si el golpe se aplica en la ingle o en la parte inferior del intestino.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles