Tecnología del horno de inducción

Escrito por tyler lacoma | Traducido por juan manuel rodriguez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tecnología del horno de inducción
Los hornos de inducción se utilizan para fundir metales. (factory image by david hughes from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Información general

Un horno de inducción se utiliza para calentar o fundir metales con las fuerzas electromagnéticas que generan calor directamente en el metal, en lugar de utilizar el calor puro creado a partir de la combustión de gasolina. Estos hornos son generalmente más rápidos, confiables y mucho más precisos que los hornos tradicionales, pero su aplicación se limita principalmente a los ajustes de fábrica y fabricantes de aleaciones metálicas.

Proceso

Hay dos tipos de hornos de inducción, sin núcleo y canal. Los hornos sin núcleo se utilizan con más frecuencia para contener y derretir los metales. Se utiliza un sobre grande refractario construido de una aleación que pueda soportar las fuerzas electromagnéticas para mantener el metal que se funde. La bobina electromagnética se envuelve en sí misma alrededor del recipiente refractario, y recibe una carga. La combinación de la carga eléctrica y el campo creado por la propia bobina crea fuertes fuerzas magnéticas en el metal, generalmente referidos como "remolinos" que barren a través de la sustancia del mismo. Estos remolinos crean calor en el metal, un producto natural de la resistencia del metal al campo electromagnético, y este calor se eleva a un nivel tal que el metal se funde. Después de haber sido fundido, el campo sigue creando ondas en el metal y lo mantiene en constante movimiento.

Los hornos de canal se utilizan con más frecuencia para mantener el metal fundido a temperaturas específicas, pero a veces también se utilizan para fundir el metal. La bobina, por lo general refrigerada por agua, rodea un refractario al igual que el sistema sin núcleo, pero en lugar de contener el metal, el material refractario tiene sólo un canal que permite el flujo de metal fundido a través de él desde un depósito principal. El metal fluye en un extremo, se calienta, y luego fluye por el otro extremo en un flujo continuo de metal fundido. Esto significa que si el horno se utiliza para fundir el metal, es necesario tener iniciada la masa de metal fundido para comenzar el ciclo.

Usos

Los hornos de inducción se pueden utilizar con casi cualquier tipo de metal, especialmente las aleaciones que son más difíciles de realizar, ya que las temperaturas precisas de los hornos hacen estas aleaciones más fáciles de formar. Los métodos de inducción se utilizan para fundir los materiales de tierras raras, forman productos de silicio y crean materiales de zinc o basados de aluminio.

Si bien una versión de un horno de inducción se pueden crear en el hogar, es probable que sólo puedas hacer una versión más débil de los modelos de fábrica, e incluso que creará varios peligros, tales como la electrocución o quemaduras. Los pequeños hornos de inducción se utilizan para tratar los metales en vez de derretirlos, dándoles mayor estabilidad o propiedades magnéticas que no tenían antes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles