Cómo tejer un cárdigan

Escrito por jessica cook | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tejer un cárdigan
El proyecto de un cárdigan de croché en progreso.

¿Eres una veterana del croché pero nunca has intentado hacer un cárdigan? O tal vez eres nueva en el mundo del croché, pero estás tentada a probar un patrón de cárdigan. De cualquier manera, tejer un cárdigan no necesita ser algo intimidatorio. Sigue algunos pasos simples y podrás tejer con éxito.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Libro de patrones para croché o acceso a Internet
  • Lana
  • Aguja para croché
  • Botones
  • Marcadores de puntada

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    ¡Teje un cárdigan hoy!

  1. 1

    Selecciona un patrón. Si eres una principiante, intenta hacer un patrón de arriba hacia abajo. Éste será de una sola pieza desde cuello hasta el dobladillo, con las mangas agregadas luego. Este es un estilo más fácil de tejer porque no tiene costuras al final del proyecto. Si estás cómoda con las costuras, prueba hacer un cárdigan tradicional, que irá por piezas y será cosido al final. Si tienes un libro de patrones, es probable que éstos estén organizados por niveles de dificultad. Selecciona uno patrón fácil si es tu primera prenda y avanza en la dificultad según tus habilidades. Si necesitas un patrón, en Internet hay muchos recursos disponibles. Únete a Raverly.com, donde puedes buscar patrones por distintos factores y obtener ayuda de otros tejedores que han realizado el mismo cárdigan que tu harás. También puedes revisar crochetpatterncentral.com, que es una lista de los patrones gratuitos en Internet anotados por catergoría.

  2. 2

    Selecciona tu hilo. Piensa en el peso, el costo, el color y la temporada antes de comprarlo. ¿Cuánto hilo necesita tu patrón y de qué peso? No tienes que hacer el cárdigan con el mismo hilo de la muestra del patrón, pero deberías buscar que sea del mismo peso (estambre, DK, de digitación, etc). El patrón también debería decirte cuántas yardas de lana necesitarás. Debes saber esto para comprar el hilo. Dependiendo de la cantidad de hilo que necesites, lo que necesitas es averiguar el precio. Puedes comprar lana de acrílico por un precio relativamente bajo (2 a 6 dólares por una madeja de 200 a 600 yardas --182 a 364 m-- en las tiendas de artesanías), lo que podría ser una buena opción para tu cárdigan. Si prefieres usar lana, algodón u otras fibras naturales, la lana será más costosa (probablemente hasta 20 dólares la madeja o más). Si tu patrón requiere 600 a 800 yardas (364 a 730 m) de lana y pagas 20 dólares por una madeja de 200 yardas (182 m), el costo puede subir significantivamente. Así que asegúrate de revisar las medidas y el costo cuando compres la lana para tu proyecto. (Ten en cuenta que estos precios corresponden a Estados Unidos.) También deberías considerar el color de la lana. ¿Cuál es el colo que utilizas a menudo?, ¿qué color combinará con los demás objetos de tu guardarropas? Finalmente considera la temporada. Si quieres un cárdigan liviano para la primavera podrías querer considerar el algodón o la fibra de bambú en lugar de la lana. Sin embargo, la lana y el acrílico son opciones abrigadas para un suéter de invierno.

  3. 3

    Compra otros suministros. Como tu suéter es un cárdigan, es probable que necesites botones. Deduce cuántos necesitarás y de qué tamaño deberían ser. Luego revisa en la tienda de descuento o de artesanías de tu zona para comprar los botones que combinen con tu hilo en el tamaño y la cantidad establecida por el patrón. Siempre puedes cambiar el tamaño de los agujeros de los botones, aunque sería mejor que sigas las instrucciones del patrón. También necesitarás comprar una aguja para croché del tamaño requerido en el patrón (si no tienes una todavía). El patrón también podría requerir marcadores de puntada u otras cosas (como una aguja para lana o hilo para coser). Lee cuidadosamente antes de comenzar para asegurarte de que tienes todo lo que necesitarás de principio a fin.

  4. 4

    Comienza a trabajar en el cárdigan. Si tu patrón menciona un calibre, presta atención: el calibre es el tamaño del que deberían ser los puntos según las instrucciones del patrón. Deberás tejer una vuelta de calibre antes de comenzar el suéter; las instrucciones deberían estar al inicio del patrón. Si tu vuelta es del mismo tamaño requerido para el patrón, estás lista para comenzar con tu suéter. Si es demasiada pequeña, cambia a una aguja más grande y prueba nuevamente. Si es demasiado grande, cambia a una aguja más pequeña. Continúa probando hasta que las medidas coincidan con el calibre del patrón.

  5. 5

    Resuelve los problemas. Mientras tejes, podrías trabarte. Si estás confundida con una instrucción del patrón, busca en Internet un foro sobre croché en Ravelry.com o en crochetvill.com y pide ayuda a los tejedores experimentados. También puedes llevar tu prenda a la tienda de tejidos de tu ciudad; los empleados deberían poder ayudarte a entender el patrón. Si estás haciendo tu cárdigan para ti o para otra persona, lo mejor que puedes hacer es comparar tu trabajo con el modelo lo más seguido posible. Si estás trabajando en un cárdigan de arriba hacia abajo, puedes literalmente colgarlo sobre tus hombros y medir el encaje. Si es demasiado pequeño podrías necesitar agrandar el tamaño de la aguja o agregar puntos en determinadas filas, si es muy grande haz lo opuesto. Si estás tejiendo un cárdigan por piezas, podrías medir el encaje sosteniéndolo por tu cuenta (o sobre la persona para quien lo estás haciendo) y ver el tamaño de esa manera.

  6. 6

    Termina el suéter. Una vez que hayas completado todos los puntos, necesitarás colocar los toques finales a tu cárdigan. Si has hecho uno de arriba hacia abajo, simplemente necesitas coser los botones y terminar las puntas de los hilos donde hayas cambiado de madeja. Si tu cárdigan fue hecho por piezas, necesitarás coserlos juntos y luego agregar botones y meter las puntas. El paso final para cualquier proyecto de tejido es el bloqueo. Mide el tamaño que deseas para el cárdigan y estíralo a ese tamaño. Luego coloca alfileres sobre una superficie suave como una tabla de bloqueo. Si no tienes una, simplemente puedes apoyar el cárdigan sobre una superficie plana, como una toalla en el suelo o en un escritorio o una mesa. Luego rocía con agua de una botella y estíralo hasta que el cárdigan quede parejo y del tamaño adecuado. Cuando se seque, estará con la forma adecuada y con un tamaño que encaje con tus necesidades.

Consejos y advertencias

  • Revisa el tamaño durante todo el proceso. De esta manera, si tienes que quitar puntos, serán sólo unos pocos.
  • No te desanimes. Si no triunfas al principio, ¡quita los puntos e intenta nuevamente!

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles