¿Qué es el tejido duro?

Escrito por angela ogunjimi | Traducido por francisco langner
¿Qué es el tejido duro?

El tejido duro es un tejido que se ha endurecido y proporciona soporte y protección.

Comstock/Comstock/Getty Images

Tu cuerpo contiene un número diferente de tejidos, y todos son una colección de células parecidas y sustancias entre esas células. Tejido duro se refiere al tejido que se vuelve firme y funciona en tu cuerpo como un mecanismo de soporte y protección. Esto incluye a tus huesos, dientes y esmalte.

Otras personas están leyendo

Biología de los tejidos duros

El tejido duro es un tejido que se ha mineralizado. Es una colección de células y materia relacionada que se ha vuelto firme, endurecida o rígida. En la gente, el tejido duro se refiere comúnmente al cartílago, huesos, y dientes. Aparte de ser estudiados en educación médica y de la salud, el tejido fuerte también es un objetivo de estudio de las ciencias de la evolución humana, que buscan responder preguntas sobre cómo la anatomía nos informa sobre el desarrollo humano. El tejido fuerte es un tejido conexo, que es uno de los cuatro tejidos básicos del cuerpo. Otros tipos de tejidos son el epitelio, los músculos y los tejidos nerviosos.

Huesos

El hueso es un tipo de tejido duro. Esencialmente, es una forma especializada de tejido conexo y es el componente mayoritario de tu sistema óseo. A diferencia de otros tejidos conexo, el hueso se calcifica. En general, el propósito del tejido duro óseo es proporcionar soporte interno a tu cuerpo y ofrecer un lugar para que los músculos y tendones se sujeten y te puedas mover. El tejido óseo también protege a tus órganos: el cráneo a tu cerebro, las costillas a tu corazón y pulmones. Como otros tejidos conectivos, el hueso es activo y dinámico, y juega un papel en muchas funciones metabólicas. No sólo es tejido muerto que te sostiene erguido. Se re-moldea, reorganiza y se reforma durante toda tu vida.

Dientes y esmalte

El tejido duro también abarca al tejido dental: dientes y esmalte. Empiezas con dientes perecederos o de bebé, que es una parte importante del desarrollo de tu cavidad bucal. Los dientes permanentes brotan de la misma fuente que los dientes de bebé, y como otros tejidos duros, desempeñan importantes funciones en relación con los huesos de la mandíbula y otros tejidos para hablar y comer. Los dientes tienen dos partes: la corona, que es el esmalte o tejido duro que brota dentro de la boca; y también la dentina, el tejido duro que compone la raíz y anclas de los dientes en la mandíbula. La densidad de la mineralización del esmalte es mucho mayor que el de la dentina y el hueso.

Tejido craniofacial

De los 206 huesos que componen el cuerpo humano, 22 se encuentran en la cabeza. Ocho están en el cráneo, y 14 huesos están detrás de tu cara. Además de proteger tu cerebro, tu tejido duro craneal estabiliza la posición del cerebro junto con los vasos sanguíneos y el tejido nervioso. Las superficies externas, tales como otros huesos, adjuntan a los músculos para que puedas mover la cabeza. Estos huesos también proporcionan protección y apoyan a órganos como los ojos, boca, nariz y orejas. Así que en cierto sentido, tejido duro protege tu habilidad para ver, degustar, oler y escuchar. Tejido craneofacial también proporciona un marco para la cara y es compatible con las estructuras que conducen los procesos como la digestión y la respiración, así como da la capacidad de hacer expresiones faciales para comunicarse.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media