Tendonitis de Aquiles: remedios naturales

Escrito por christian walker, ph.d. | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tendonitis de Aquiles: remedios naturales
El masaje es uno de los muchos remedios naturales para la tendonitis de Aquiles. (small foot massage with big fingers image by Cherry-Merry from Fotolia.com)

Cuando el tendón de Aquiles tiene una sobrecarga de trabajo por las actividades como correr o saltar, se puede asegurar una tendonitis. La tendonitis de Aquiles está caracterizada por dolor e inflamación del tendón, lo que hace difícil y doloroso caminar y correr. Hay grados de severidad en esta tendonitis, y las condiciones más severas requieren más tiempo para sanar. Para la mayoría de las condiciones de tendonitis de Aquiles, los remedios naturales se pueden utilizar para sanar, y generalmente tienen buenos resultados. La mayoría de los remedios se pueden hacer en casa con poco o ningún costo.

Otras personas están leyendo

Descanso

Si la tendonitis de Aquiles se diagnostica pronto, el cuerpo puede sanar el tejido inflamado si se le permite hacerlo sin añadir estrés al tendón. Por lo tanto, es importante descansar el tobillo tanto tiempo como sea necesario. El diario "Médico de familia americana" sugiere que debes descansar tu tobillo de dos a cuatro semanas según la severidad de la tendonitis, de ligera a moderada. Algunas veces, es necesario inmovilizar el tobillo con una férula o yeso, especialmente en los casos más severos.

Hielo y calor

La tendonitis de Aquiles está caracterizada por la inflamación del tendón. Si inflamación aumenta, el área tal vez comience a hincharse. "Médico de familia americana" recomienda que esto se puede tratar mejor con paquetes de hielo sobre el tendón. El hielo se debe de aplicar dos o tres veces al día. Sin embargo, utiliza el hielo sólo dentro de las primeras 48 horas después de que aparezcan los síntomas para controlar la inflamación. Después de las 48 horas, se debe de facilitar la curación, y esto se logra mejor utilizando calor. Toallas húmedas tibias o una almohadilla caliente son efectivas para promover el flujo sanguíneo, lo que se requiere para sanar. Aplica calor de tres a cuatro veces por día.

Masaje

Porqué precisamente el masaje funciona también para tantos daños músculoesqueléticos es algo que aún no se entiende bien. Sin embargo, se piensa que el masaje mejora el flujo sanguíneo y el drenaje linfático para facilitar la curación de los tejidos dañados. También previene o separa las microadhesiones, que son una forma de cicatrización que puede causar dolor. Como es definido en el libro "Dominio clínico en el tratamiento del dolor miofacial", la liberación miofacial es una técnica de masaje que se dirige específicamente a liberar las adhesiones entre el músculo y la fascia. Una técnica relacionada es conocida como masaje de fricción transversa, y es frecuentemente utilizada sobre tendones dañados. Sin embargo, aunque es ampliamente utilizada para tratar la tendonitis de Aquiles, su efectividad ha sido cuestionada. Cualquier masaje puede resultar en irritación, dolor y molestia, lo que es regularmente temporal. Los tejidos masajeados inapropiadamente puedan tener complicaciones más serias, tales como sangrado y daño del nervio. Por lo tanto, se recomienda elegir a un masajista calificado.

Acupuntura

La acupuntura es ampliamente utilizada para aliviar el dolor en varias áreas del cuerpo. También se puede utilizar para tratar el dolor de tendonitis, aunque es desconocido si realmente acelera la curación y recuperación de la tendonitis de Aquiles. Se desconoce la razón por la que la acupuntura alivia el dolor, y sus mecanismos fisiológicos no son comprendidos. Sin embargo, los Institutos Nacionales de Salud han determinado que la acupuntura es un remedio efectivo contra el dolor. El tratamiento de acupuntura regularmente requiere de una sesión, tres veces a la semana. El período de tratamiento regularmente dura varias semanas.

Entrenamiento excéntrico

Un reporte en 2004 del "Diario Británico de Medicina Deportiva" confirmó que el entrenamiento excéntrico es efectivo para tratar la tendonitis de Aquiles. Con dirección específica para esta tendonitis, los ejercicios excéntricos tratan de activar o contraer los músculos de la pantorrilla durante el período de prolongación. La técnica involucra una progresión gradual o ciclos de flexión y extensión del pie bajo la carga del peso corporal. Esto produce un fortalecimiento progresivo al mismo tiempo que los músculos de la pantorrilla se contraen. Los resultados clínicos muestran que esta terapia es más efectiva cuando se usa en combinación con el hielo, calor y otros ejercicios de terapia suaves. La terapia de entrenamiento excéntrico para la tendonitis de Aquiles se debe de realizar bajo la supervisión de un terapeuta, ya que la técnica inapropiada puede provocar daño al tendón.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles