Hobbies

Cómo teñir claveles con colorante alimenticio

Escrito por m.h. dyer Google

Los claveles blancos ya son bonitos de por sí, pero puede ser divertido engañar un poco a la madre naturaleza y modificar sus colores. Usando colorante para alimentos, puedes hacer que tengan casi cualquier color que quieras. Teñir claveles blancos con colorante para alimentos puede ser un sencillo experimento de ciencias para demostrar a los niños cómo los claveles "beben" agua y nutrientes incluso sin raíz. También puede ser una forma de crear ramos divertidos para ocasiones especiales. Haz un ramo de un solo color o crea un arco iris con claveles de colores vivos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Jarrón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra al menos ocho claveles blancos. Se pueden encontrar claveles a un precio económico en centros de jardinería o supermercados. Escoge claveles frescos y evita los de aspecto marchito.

  2. 2

    Extiende una capa de hojas de periódico o un mantel viejo en una mesa. Ponte un delantal o ropa vieja, porque el colorante puede manchar si se derrama.

  3. 3

    Llena de agua tibia ocho vasos de plástico desechables hasta la mitad y añade entre 15 y 30 gotas de colorante en cada vaso. A más colorante, más vivos serán los colores de los claveles. Si quieres que todos los claveles tengan el mismo color, puedes usar un jarrón medio lleno de agua tibia en lugar de los vasos.

  4. 4

    Corta los extremos de los claveles haciendo un ángulo con unas tijeras. Un corte nuevo y diagonal garantiza que el tallo quede abierto para absorber mejor cualquier fluido.

  5. 5

    Coloca un clavel en cada vaso. Échales un vistazo cada pocas horas para ver cuánto color han absorbido. Puede que los claveles se tiñan enseguida o que el color demore todo el día en alcanzar las puntas de los pétalos. Si los colores tienen un aspecto muy apagado, añade algunas gotas más de colorante. El rojo y el azul se absorben rápidamente, mientras que el amarillo o el verde tardan más.

  6. 6

    Saca los claveles del agua coloreada cuando adquieran el tono deseado. Enjuaga los extremos de los tallos y recorta las puntas con unas tijeras para que los claveles absorban el agua fresca. Coloca los claveles coloreados en un jarrón con agua fresca y clara.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media