Cómo teñir madera usando tintes naturales

Escrito por lee carroll | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo teñir madera usando tintes naturales
El café fuerte y fresco es otro tinte para madera apropiado. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los expertos y los aficionados mejoran los tonos de madera naturales con siglos de tinte antes de que las latas de mancha estuvieran disponibles en las ferreterías. La naturaleza proporciona muchas fuentes de colorantes, incluyendo las flores y las hojas, pero los cascos de nueces crean tonos de madera. Las nueces negras, las nueces de un nogal y las nueces lisas proporcionan la materia prima que necesitas para hacer tintes. Sorprendentemente estos no son verdaderos frutos secos; son drupas, pozos cubiertos con un casco exterior suave y de color verde. Pela los cascos de drupas dulces para producir un fuerte tinte de madera.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Estopilla
  • Nuez dura, nuez lisa o cáscaras de nogal negro (no conchas)
  • Hilo
  • Tijera
  • 2 cubos
  • Bolsa de plástico
  • Guantes de goma
  • Trapos
  • Pincel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Despliega una hoja de gasa y coloca los cascos en el centro. Recoge los extremos de la tela y átalos con un hilo, haciendo una bolsa con los cascos en el interior. Corta el hilo, dejando al menos una cola de 3 pies (91,44 cm).

  2. 2

    Vierte agua hirviendo en un cubo, usando más para un tinte claro o menos para un tinte oscuro. Deja caer la bolsa en el agua con la cola del hilo colgando fuera del cubo. Deja que los cascos se remojen en el agua durante tres días o más para obtener el color deseado.

  3. 3

    Agarra la cola del hilo y tira de la bolsa. Sostenla en el cubo hasta que deje de gotear, luego colócala en una bolsa de plástico o en una papelera. El tinte manchará tus manos y cualquier superficie que toque, especialmente la ropa.

  4. 4

    Llena otra cubeta con agua fría. Sumerge un paño en el agua y escurre el exceso. Limpia la superficie de la madera con el trapo, sin dejar manchas secas.

  5. 5

    Ponte los guantes de goma. Agita el tinte con una cuchara de plástico.

  6. 6

    Humedece un trapo en el cubo de tinte. Frota el tinte en la madera siguiendo la veta. Si hay marcas irregulares, pasa el pincel sobre éstas con una brocha limpia. Deja que el tinte se seque.

Consejos y advertencias

  • Sella la madera con un aceite secante natural como el aceite de tung o utiliza un poliuretano comercial, barniz o laca.
  • Mezcla colorante con agua para hacer un tinte colorido y aplícalo de la misma manera.
  • Si el artículo de madera es lo suficientemente pequeño, sumérgelo en el baño de tinte en lugar de frotar el colorante en la madera.
  • Aumenta los cascos para hacer un tinte más oscuro; aumenta el agua para hacer un tinte más claro.
  • Un colorante natural se echará a perder, por lo que sólo haz lo suficiente para usarlo dentro de un par de días.
  • La aplicación de tinte a la madera seca conduce a la formación de manchas y líneas de demarcación.
  • Una madera teñida sin sellar es susceptible a manchas de agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles