Cómo teñir ropa con café instantáneo

Escrito por hillary marshall Google | Traducido por carmen maria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo teñir ropa con café instantáneo
Entre más café instantáneo utilices obtendrás un color más oscuro. (instant coffee image by Aleksandr Lobanov from Fotolia.com)

Ya sea que estés decorando, retapizando, haciendo manualidades o buscando darle un toque especial a tu guardarropa, tal vez quieras considerar utilizar café instantáneo como tinte. Teñir tela con café instantáneo no es caro, ni tóxico. Las fibras naturales como el algodón, la muselina y la ropa blanca o de un tono claro son perfectos para teñir con este material. El café otorga a la tela una rica sombra de café y hace que la tela se vea antigua o terrosa.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Detergente de ropa
  • Café instantáneo
  • Bandeja grande
  • Tela
  • Cuchara grande para mezclar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava y seca la tela que quieres teñir. Esto quitará cualquier mancha, suciedad y desechos. No utilices suavizante de telas, ni toallitas suavizantes, y lava como normalmente lo harías, únicamente con detergente regular para ropa.

  2. 2

    Con agua hirviendo, llena hasta la mitad la bandeja que utilizarás. El recipiente debe ser lo suficientemente grande como para sumergir tu tela. Para piezas grandes, tal vez necesites usar la bañera. Debes ser muy precavido cuando tiñas con café, ya que puede manchar la superficie de la bandeja junto con la tela.

  3. 3

    Agrega café instantáneo a la bandeja con agua hirviendo. No existe una cantidad específica de café que necesites añadir. Lo mejor es empezar con poco y agregar más durante el proceso en lugar de utilizar mucho desde el principio. Revuelve en el agua la cantidad de café que elegiste hasta que se haya disuelto.

  4. 4

    Sumerge la tela, la cual debe estar todavía húmeda después de lavarse, en la bandeja llena de café. Revuelve con la cuchara y empuja hacia abajo la tela de forma que quede completamente mojada y permanezca debajo del agua.

  5. 5

    Deja la tela remojando en el café por lo menos una hora. Después de que haya pasado el tiempo, revisa la tela. Si ya alcanzó el color que quieres, sácala de la bandeja. Si el color aún no es lo suficientemente oscuro, deja la tela remojando y revísala frecuentemente.

  6. 6

    Enjuaga la tela en agua fría. Si huele a café, puedes lavarla a mano con detergente suavizante. Como se dijo anteriormente, al lavar la tela se aclarará el color uno o dos tonos.

  7. 7

    Coloca la tela en la secadora y deja que se seque por completo antes de utilizarla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles