Cómo teñirse el cabello sin productos químicos

Escrito por hannah wahlig | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo teñirse el cabello sin productos químicos
Puedes utilizar limones o té, para hacer un tinte natural para el cabello. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Cambiar tu color de cabello es sexy, pero saturar tu pelo con productos químicos fuertes no lo es. Si la idea de conformarte con tu color natural por el resto de la vida te entristece, ¡anímate!, hay tintes naturales, tan cerca que hasta pueden estar en los gabinetes de tu cocina. ¿No eres una reina culinaria? Ningún problema. Los tintes libres de químicos son muy fáciles y rápidos de preparar con sólo unos cuantos ingredientes sencillos. No sólo tendrás un estilo nuevo y fresco, sino que además no olerás como una fábrica de productos químicos.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • 1 taza de jugo de limón
  • Una botella con rociador
  • 1/3 de taza de miel
  • Acondicionador
  • 1 taza de flores de manzanilla o 4 bolsitas de té de manzanilla
  • Una tetera
  • Un colador
  • Un recipiente grande
  • 8 tazas de café fuerte
  • 1 litro de jugo de arándano, zanahoria o remolacha
  • Vinagre
  • 200 gramos de henna en polvo
  • Una yema de huevo
  • Guantes de goma
  • Un gorro de ducha
  • Toallas de tela que no sirvan

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Aclarar

  1. 1

    Mezcla un coctel de cítricos para obtener reflejos naturales. Agrega 1 taza de jugo de limón y 3 tazas de agua en una botella con rociador, y dale una buena sacudida. Rocía tu cabello limpio hasta que esté todo húmedo y luego sal al jardín de tu casa para recibir el sol directo por unos 20 minutos. Acondiciona tu cabello en la ducha para restaurar la humedad y luego enjuaga. Si los reflejos no son lo suficientemente claros, repite el proceso unas cuantas veces durante la semana. No te olvides de aplicar un protector solar sobre tu piel; las quemaduras de sol no son sensuales ni seguras.

  2. 2

    Ponte pegajosa con un tratamiento de miel. La miel es una fuente natural de peróxido que aclara el cabello sin dañarlo ni secarlo. Mezcla 1/3 de taza de miel pura con 1/2 taza de tu acondicionador. Masajea la mezcla pegajosa por tu cabello y luego envuélvelo en un gorro de ducha de plástico. Déjalo en remojo durante un máximo de 45 minutos y luego enjuágalo bien. Admira tus nuevos reflejos brillantes.

  3. 3

    Prepara una tintura rubia natural con té de manzanilla. Mezcla 1 taza de flores de manzanilla o cuatro bolsitas de té de manzanilla, en 2 tazas de agua caliente y lleva la aromática mezcla a calentar durante 30 minutos. Cuela las flores y luego ten paciencia mientras se enfría, ya que verter el té caliente sobre tu cabeza te dejará con problemas muchos más grandes que un cabello sin brillo. Dentro de una tina o fregadero, enjuaga tu cabello con el té, poniendo un recipiente debajo de tu pelo para juntar el líquido. Sigue vertiendo el líquido y volviéndolo a usar, por lo menos cinco veces para darle tiempo al té de que genere los reflejos.

    Oscurecer

  1. 1

    Usa el desayuno de la mañana para algo más que un golpe de cafeína. El café es una forma natural de teñir tu cabello de rubio a castaño oscuro, y de hacerte oler a java fresca. Haz ocho tazas de café fuerte, de acuerdo con las instrucciones de la bolsa y de tu máquina de café. Coloca un recipiente grande en tu fregadero, coloca el pelo sobre él y vierte el café frío sobre el cabello. Enjuaga por lo menos cinco veces, volviendo a usar el líquido. Si te gusta el olor, ya estás lista para irte, pero si no te agrada demasiado, puedes hacer un lavado rápido con acondicionador.

  2. 2

    Si estás lista para el rojo aplica jugo a tu cabello. El jugo de arándano, de zanahoria o de remolacha son los indicados para producir tintes naturales que dejen tu cabello con tonos de rojos a burdeos. Compra una botella de 1 litro de cualquiera de los tres jugos en una tienda de comestibles orgánicos. Si tu cabello es largo hasta los hombros, mezcla una taza de agua y 1/4 de taza de vinagre blanco para asegurarte de que tienes suficiente. Enjuaga el cabello con el líquido sobre el fregadero, haciéndote un buen masaje para que el jugo se absorba. Envuelve el cabello en una toalla vieja que no te importe arruinar con el color y deja el cabello reposar durante 15 a 30 minutos. Enjuaga sobre el fregadero, y ya estás lista para lucir esos mechones.

  3. 3

    Hazte un lavado exótico de henna. La henna es un tinte vegetal que le dará a tu cabello un rico color marrón rojizo. Compra un poco de polvo de henna en un negocio que venda productos del medio Oriente y mezcla 200 gramos en una taza de agua tibia. Añade 1 cucharadita de café instantáneo y una yema de huevo. Colócate unos guantes de goma antes de aplicar la pasta a tu cabello, a menos que quieras tener las manos de color naranja permanentemente. Envuelve tu cabello en un gorro de ducha de plástico y deja reposar como mínimo una hora y hasta máximo cuatro, dependiendo del color que quieras lograr. Enjuaga sobre un fregadero. Precaución: La henna es una sustancia que mancha mucho, así que protege tu piel y ropa, y recuerda usar toallas que ya no sirvan.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles