Teoría de la construcción social

Escrito por lee flamand | Traducido por rafael ernesto díaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Teoría de la construcción social
Los gobiernos son un ejemplo de constructo social. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Un constructo social es todo lo que existe como producto de la interacción social humana y no como existencia objetiva independiente de lo humano. Se dice que los constructos sociales son el resultado de los hechos sociales, las cosas que son verdad de nuestro mundo social o de nuestra existencia humana, a diferencia de los hechos naturales, que se cree que existen fuera de nuestra existencia humana. Ejemplos de constructos sociales son cosas tales como los gobiernos, el dinero, el idioma, la raza, el género y la nacionalidad.

Otras personas están leyendo

Realidad social

La realidad social es el plano sobre el cual existen constructos sociales. Se distingue de la realidad natural y de la realidad subjetiva en que existe más allá de la mente de las personas, pero no es el resultado de las leyes naturales. Por el contrario, la realidad social es altamente contingente y se basa únicamente en las costumbres sociales, tradiciones, culturas e instituciones.

Inter-subjetividad

Los seres humanos se suelen conocer como "sujetos" en la filosofía. Los sujetos tienen una realidad personal que es específica para ellos y que se basa en su experiencia de la realidad natural y social. La realidad natural existe independientemente de los sujetos, y la social existe en virtud de la interacción intersubjetiva. La inter-subjetividad denota la interacción de los seres humanos, y la realidad social existe, en gran medida, debido a la inter-subjetividad, ya que un grupo de sujetos humanos acuerdan o creen, explícita, implícita o inconscientemente, de que existe.

El argumento de la construcción social débil

Los argumentos a favor de débil construcción social generalmente postulan que la realidad social tiene que ser construida sobre la realidad natural. Bajo este argumento, un constructo social toma algo que es real e independiente del sujeto y mediante un acuerdo inter-subjetivo, lo trata como algo más. Por ejemplo, el dinero tiene una existencia real en que es papel, pero su valor como dinero es un resultado de nuestra creencia compartida de que es valioso. De lo contrario, no tiene ningún valor natural ni intrínseco. La forma técnica de afirmar esto es decir que un constructo social es ontológicamente subjetivo en que existe por los sujetos y es epistemológicamente objetivo, ya que existe como una realidad, en virtud del conocimiento que todos compartimos.

El Argumento de la construcción social fuerte

El argumento a favor de una construcción social fuerte es que la realidad social impregna nuestra percepción, comprensión y conocimiento del mundo de tal manera que no podemos realmente divorciarla de nuestro conocimiento de la realidad natural. Esto no quiere decir que no exista tal cosa como una realidad natural, sino más bien que no podemos borrar todas nuestras formas construidas socialmente de ver el mundo a tal punto que realmente podamos ver la realidad física objetivamente porque nosotros mismos, hasta cierto punto, somos nuestra realidad social.

Crítica

La mayoría de los argumentos en contra de la construcción social atacan el argumento de la construcción fuerte. Los críticos afirman que la construcción social fuerte hace que la verdad sea tan radicalmente relativa que, sencillamente, nunca podríamos tener conocimiento de algo. En su defensa, se puede argumentar que, aunque una construcción social fuerte hace que la forma de ver la realidad sea un tanto relativa, no impide una comprensión parcial o básica de la realidad objetiva.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles