Cultura y ciencia

Teoría de enfermería psiquiátrica

Escrito por jennifer frick | Traducido por florence e. smith
Teoría de enfermería psiquiátrica

Las enfermeras psiquiátricas ayudan a los pacientes a lograr su máximo potencial.

nurse chris image by John Keith from Fotolia.com

La enfermería psiquiátrica es una de las cinco disciplinas principales de la salud mental. Funciona a la par de la psiquiatría, psicología, trabajo social y terapia matrimonial y familiar para dirigirse a las necesidades de la salud mental de la comunidad. Tiene lugar en distintos contextos. Además de los hospitales psiquiátricos tradicionales, las enfermeras psiquiátricas también pueden trabajar en casas hogares, centros de servicio social, instalaciones de tratamiento de drogas y alcohol, y centros para pacientes externos. Las enfermeras psiquiátricas examinan y evalúan a los pacientes, proveen servicios para administrar los casos, y, además, los enfermeros de práctica avanzada pueden brindar terapia individual, familiar y grupal.

Otras personas están leyendo

Filosofía

Cada disciplina tiene su teoría sobre la cual se basa la práctica. La teoría de enfermería psiquiátrica mantiene que la relación enfermero-paciente puede ayudar a sanar. La enfermería psiquiátrica se basa en el proceso relacional e interpersonal. Se esfuerza para promover y mantener el nivel más alto posible de bienestar y funcionamiento. Según la Asociación de Enfermeras de los E.E.U.U, la enfermería psiquiátrica es un "área especializada de práctica de enfermería, que utiliza el rango amplio de las teorías explicativas del comportamiento como su ciencia y objetivo determinado de si mismo como su arte". En otras palabras, el instrumento terapéutico más importante es la enfermera en si misma y su relación con el paciente.

Fundamentos de la enfermería psiquiátrica

La teoría de enfermería psiquiátrica se construye sobre la creencia de que cada individuo tiene un valor inherente y de que todos tienen el potencial para cambiar y la capacidad de hacerse más sanos y más auto-suficientes. Primero, las personas necesitan cumplir sus propias necesidades físicas básicas. Una vez que esto suceda, todos los seres humanos necesitan sentirse seguros y amados y sentir que pertenecen. Todos los individuos buscan la sensación de auto-estima y auto-realización. Las enfermeras psiquiátricas ayudan a que la gente se sane al cumplir terapéuticamente dichas necesidades básicas que no tenían anteriormente. Todo comportamiento humano tiene un significado y puede entenderse sólo desde el marco interno de referencia del individuo. Las personas difieren en su capacidad de sobrellevarlo, y la enfermería psiquiátrica busca aumentar las capacidades de afrontar los problemas del paciente al comprometerse de manera terapéutica.

Relación terapéutica enfermera-paciente

La relación terapéutica enfermera-paciente brinda una experiencia emocional correctiva al paciente. La enfermera usa tanto las técnicas clínicas y él mismo como los instrumentos terapéuticos para aumentar la perspicacia y funcionamiento saludable del paciente. Según Gail Wisarz Stuart, autor del campo de la enfermería psiquiátrica, "La herramienta terapéutica clave de la enfermería psiquiátrica es el uso de uno mismo". En orden de hacerlo exitosamente, el enfermero necesita tener cualidades específicas, tales como autenticidad, empatía, un claro sentido de sí mismo y un deseo de ayudar a otros. La voluntad de compartir actitudes, pensamientos y sentimientos es una característica principal de la relación terapéutica, y la enfermera debe ser empática y estar emocionalmente disponible para que el paciente se sienta seguro de hacerlo.

Comunicación terapéutica

Aunque existen distintas perspectivas teorices en la enfermería psiquiátrica, la comunicación terapéutica eficaz es necesaria para cumplir los objetivos de la enfermería psiquiátrica. Incluso en el modelo médico, que sostiene que hasta las operaciones psicológicas más complejas surgen del funcionamiento del cerebro y que el comportamiento desviado surge de un trastorno cerebral, requiere la capacidad de poder comunicarse terapéuticamente con el paciente, aunque sea sólo para explicar los procedimientos y medicaciones y ayudar a paliar los temores. La comunicación terapéutica busca usar técnicas que maximicen el compartir de sentimientos, pensamientos e ideas del paciente. Por lo tanto, usa técnicas comunicativas tales como reformulaciones, aclaraciones y opiniones que animen la comunicación, y buscan evitar estilos comunicativos tales como aconsejar, lo cual ahuyenta la franqueza y el compartir. Un debate más completo sobre cada una de las técnicas no es el foco de este artículo, pero puedes averiguar más sobre ellas en el enlace ofrecido en la sección Recursos. Es importante tener en cuenta que todo comportamiento es comunicación, y que toda comunicación afecta el comportamiento. El comportamiento no-verbal es tan importante como el verbal, ya que le da mucha información al terapeuta.

Etapas de la relación terapéutica

Existen cuatro etapas básicas de la relación terapéutica. La primera se llama la fase de pre-interacción, ya que sucede antes de que la enfermera conozca al paciente. Es una etapa de auto-exploración para la enfermera. Para que ella sea eficaz terapéuticamente, es esencial que tenga en cuenta sus propias ideas preconcebidas, prejuicios y miedos antes de interactuar con el paciente. La segunda fase de la relación terapéutica es la fase introductoria o de orientación. Los objetivos de esta fase son establecer una relación de confianza con una comunicación franca y formular un contrato entre paciente y enfermera, si el contrato es adecuado en el contexto específico. El contrato define roles, el objetivo de la relación, la duración y detalles tales como la frecuencia de los encuentros. La tarea principal de esta fase sigue siendo la creación de confianza, y el contrato existe sólo para cumplir dicho objetivo. La tercera fase es la de trabajo, en la cual se realiza la mayor parte del trabajo terapéutico. La enfermera y el paciente trabajan para ayudar a que el paciente pueda ver sus pensamientos, sentimientos y comportamientos que pueden traducirse como objetivos mutuamente determinados. La fase final es la de finalización, la cual ocurre cuando la enfermera y el paciente evalúan el progreso y comparten sus sentimientos y recuerdos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media