Teoría de radiador

Escrito por chris stevenson | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Teoría de radiador
Una tapa de radiador defectuoso puede causar una pérdida rápida de la presión para el sistema de refrigeración. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Las tapas de radiador de automoción realizan una función muy importante en la regulación de refrigerantes a través del motor. Sirven como una válvula de seguridad para descargar el exceso de presión del radiador, mientras mantienen un nivel constante de líquido refrigerante hacia el motor para el funcionamiento tanto en caliente como en frío. Simple en diseño y funcionalidad, el tapón del radiador con frecuencia se pasa por alto como un componente importante del sistema de enfriamiento. La teoría de la operación de la tapa del radiador puede ser entendida por el aprendizaje de sus partes y cómo funcionan para mantener el motor en funcionamiento a temperaturas de funcionamiento normales y seguras.

Otras personas están leyendo

Construcción de tapas de radiadores

Una tapa de radiador típica consiste en una carcasa metálica circular, con lengüetas de bloqueo tipo oreja diseñadas para atornillar sobre el cuello de llenado del radiador. La parte superior de la tapa consta de un diafragma de disco de resorte y la junta forma un sello contra el labio superior del cuello de llenado. El muelle mantiene la válvula de presión y la junta inferior cerrada, para retener el agua en el radiador. El muelle está a la presión nominal para abrirse cuando la presión del sistema supera la clasificación psi (libras por pulgada cuadrada) en la tapa del radiador. El refrigerante desbordado se envía a un depósito de desbordamiento. Una válvula de vacío, que se encuentra en la parte inferior de la tapa, permite que el refrigerante se vuelva a introducir en el radiador cuando el sistema se enfría.

Función de llenado de la tapa del radiador

La mayoría de las tapas de radiador están diseñadas para ser eliminadas, excepto en sistemas cerrados que podrían tener perno sobre tapones que necesitan removerse solamente cuando se lleva a cabo el mantenimiento del sistema de enfriamiento. Los radiadores reciben refrigerante a través del cuello de la tapa, con el fin de añadir o cambiar refrigerante. El tapón debe retirarse por la prueba de presión, así como también la junta de inspección y el sellado de la tapa. Lo sistemas sellados del radiador tienen depósitos de desbordamiento o de recuperación a los que se añade refrigerante si el nivel está bajo.

Punto de ebullición y presión

La tapa del radiador aumenta el punto de ebullición del refrigerante mediante el mantenimiento de la presión del sistema. Una mezcla de 50-50 de anticongelante glicol y agua hierve a 227 grados Fahrenheit (108° Celsius), equipado con una tapa de 4 libras para adultos (2 kg). Una tapa de radiador de 7 libras (3 kg) elevará el punto de ebullición a 248° F (120°C). Cuanto mayor sea el tapón de presión, mayor será el punto de ebullición. Si la presión dentro del sistema de refrigeración es superior a la presión nominal de la tapa, la válvula de presión de la tapa se abre para ventilar la presión y purgar una pequeña cantidad de líquido refrigerante al depósito de desbordamiento. La presión de ventilación mantiene vulnerables los componentes de refrigeración como el núcleo base del calentador del radiador y evita que las mangueras se dañen.

La válvula de alivio

La función de la válvula de alivio de la tapa del radiador es almacenar agua en el depósito de los sifones del radiador. Después de que el motor funciona a temperatura normal y luego se apaga, el templado del motor se eleva debido a un proceso de impregnación térmica. La válvula de presión se abre para aliviar el exceso de presión, el transporte de líquido refrigerante se envía al depósito. A medida que el motor se enfría, las bolsas de aire y el vapor que se han expandido en el sistema de enfriamiento comienzan a contraerse. Esto crea un vacío parcial. La válvula de alivio se abre y se extrae cualquier refrigerante residual de la parte posterior del depósito en el radiador.

Tapas de presión constante

Las tapas de presión constante usan una válvula de alivio que se mantiene cerrada con el uso de un resorte ligero. El sistema está totalmente sellado, permitiendo que la presión aumente instantáneamente al arranque del motor. La presión no puede escapar una vez que el refrigerante comienza a expandirse.

Tapas de presión de ventilación

Las tapas de presión de ventilación, también conocidas como tapas abiertas de válvula de vacío, no tienen un resorte para mantener cerrada la válvula de vacío. Usan un pequeño peso calibrado que se abre cuando motor se enciende y funciona a bajas revoluciones. Con la apertura de esta manera, el sistema de refrigeración funciona a presión atmosférica o en mínimo. El resultado reduce la tensión y la presión sobre las mangueras y las conexiones de abrazadera, los sellos de la bomba de agua y el núcleo calentador y la válvula de control del calentador. Cuando el motor se calienta, se crea presión de vapor, que empuja la válvula hacia arriba y la cierra. Cuando el motor empieza a enfriarse, el radiador vacío tira del peso, abriendo la válvula.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles