Cultura y ciencia

Las teorías clásicas de la administración pública

Escrito por walter johnson | Traducido por maría j. caballero
Las teorías clásicas de la administración pública

Las teorías clásicas de la administración pública.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

La teoría clásica o estructura de la administración pública no suele admitir múltiples teorías, pero gira en torno a un conjunto complejo de variables, ideas y conceptos que rigen la administración pública o la burocracia estatal. Aunque hay muchos autores clásicos como Luther Gulick, Henri Fayol o Lyndall Urwick, la mayoría de los cuales escribieron en el siglo 20, hay varios temas importantes vinculados a la teoría clásica.

Otras personas están leyendo

La especialización y el mando

La teoría clásica de la administración se centra alrededor de la división del trabajo. Este enfoque teórico define la "modernidad", como la creciente especialización del trabajo. Esto significa que debe existir una burocracia central que mantenga estas funciones coordinadas y conectadas a través de una cadena de mando impersonal. Por lo tanto, el énfasis de este enfoque se encuentra en la descentralización de las funciones y las especialidades y la centralización del mando administrativo para mantener las funciones trabajando en conjunto.

Unidad

Toda la teoría clásica en este campo destaca la singularidad del mando. Esto significa que la estructura de la organización debe desarrollar niveles ascendentes de autoridad. Cada nivel está por encima de otro y transmite a lo que está por debajo. Por lo tanto, el sistema gira en torno a los niveles, la racionalidad y el mando. Se trata de un sistema que, en todas sus manifestaciones, es jerárquico. Además, esto también implica un alto grado de disciplina. También es un sistema radicalmente impersonal, porque son la organización y las oficinas que lo componen las que importan, no los individuos. Los individuos en esta teoría son funcionarios de la organización.

Eficiencia

La teoría clásica destaca la eficiencia en el trabajo de la organización. La estructura de mando está diseñada para manifestarse tanto en los objetivos generales de la organización, así como en los fines específicos de las unidades funcionales. Aunque el sistema clásico destaca la estructura sobre todo, la cuestión fundamental es la eficiencia en la comunicación. Esto requiere ciertas cosas para estar en su lugar: una definición estricta de funciones y objetivos, el control sobre todas las funciones de trabajo y una conexión racional de una unidad funcional con otra. Sin estos fundamentos, ninguna organización puede funcionar de manera eficiente, de acuerdo con el argumento clásico.

Atomismo

Más abstractamente, la teoría clásica subraya el hecho de que los individuos no tienen una conexión intrínseca entre sí. Esta suposición es a menudo llamada "atomismo social". Los individuos están aislados unos de otros de forma natural y, por lo tanto, sólo la organización, a través de su cadena de mando y el sentido de la misión, puede unificar a los individuos en una sola unidad, eficaz y racional de trabajo. Además, se asume que los individuos son perezosos, egoístas y desinteresados ​​en cualquier bien social más allá de sí mismos y, por lo tanto, la unidad organizativa y la disciplina nunca pueden estar relajadas. Es una necesidad desafortunada.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media