Terapia física para capsulitis adhesiva u hombro congelado

Escrito por brad mchargue | Traducido por enrique bolaños
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Terapia física para capsulitis adhesiva u hombro congelado
La fisioterapia se combina con medicamentos antiinflamatorios. (Medicamento image by Rocha from Fotolia.com)

La capsulitis adhesiva, también conocida como hombro congelado, es una enfermedad caracterizada por dolor y rigidez en el hombro debido a la inflamación, a menudo lo suficientemente grave como para limitar considerablemente la movilidad. Aunque dolorosa, hay diversas maneras de tratar la enfermedad, incluyendo fisioterapia, que a menudo se utiliza junto con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Otras personas están leyendo

Fisioterapia

La fisioterapia para el tratamiento de la capsulitis adhesiva se usa para aliviar el dolor, mantener la movilidad y recuperar la que se había perdido. Además, no sólo ayuda prevenir la "congelación" del hombro, sino que también lo hace en la disolución del tejido cicatrizal que se puede haber formado o está en proceso de formación. Dependiendo de la gravedad de la inflamación, los ejercicios realizados pueden ser increíblemente dolorosos, pero son necesarios para aumentar la movilidad y evitar que la enfermedad vuelva a recurrir una vez curada. Habla con tu médico o terapeuta físico sobre qué ejercicios son mejores para ti, ya que cada caso es diferente.

Tipos de ejercicios

Según familydoctor.org, hay tres ejercicios efectivos que se pueden realizar para el tratamiento de la capsulitis adhesiva. Estos incluyen:

El ejercicio de Codman que se realiza sentado en una silla dura, de lado con tu axila descansando sobre la parte de atrás de la silla. Estira el brazo y empieza a balancearte en un movimiento circular, comenzando con pequeños círculos y haciéndolos cada vez más grandes. Haz esto en ambos sentidos.

Llegar a alcanzar un estiramiento básico cada día. Se estira el hombro de una manera segura y puede realizarse sin hacerlo de manera consciente, como por ejemplo a través de llegar a tus zapatos o de la mesa para recoger la sal.

Subir la pared, que consiste en colocar la palma de tu mano contra la pared y hacer que tu brazo suba utilizando tus dedos. Cada pocos centímetros debes esperar unos 30 segundos para permitir que el hombro se estire de forma segura. Ve lo mas alto de la pared como te sea posible dentro de tu límite de umbral del dolor.

Consideraciones

Cualquiera sean los tipos de ejercicios que tú y tu médico consideren, es siempre mejor calentar durante cinco o 10 minutos con estiramientos suaves para evitar agravar la lesión. La terapia se necesita hacer todos los días y se puede seguir con los medicamentos para el dolor que requieren prescripción y aplicación de compresas tibias para ayudar a aliviar la inflamación. A pesar de que la capsulitis adhesiva puede sanar por sí misma, ceñirte al régimen de terapia física establecida por el fisioterapeuta o el médico, y tratar el dolor de forma segura, pueden acelerar considerablemente el proceso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles