Terapia física en casa para el reemplazo total de una rodilla

Escrito por linda donahue | Traducido por glen boyd
Terapia física en casa para el reemplazo total de una rodilla

La terapia física se enfocará en el fortalecimiento de toda la pierna, no sólo la rodilla.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Reemplazar tu rodilla requiere de una cirugía mayor. Ya sea que te reemplacen una o ambas rodillas, el periodo de terapia física, generalmente de por lo menos un año, se requiere para una recuperación total. La terapia física probablemente será hecha tanto en casa como en un centro de rehabilitación. Aún después de que tus rodillas se sientan curadas, es importante seguir con tu terapia.

Otras personas están leyendo

Para la inflamación y circulación

La terapia física involucra no sólo el ejercicio. Es también un sistema de cuidado de las piernas después de la cirugía. El hielo es un parte importante de la terapia. Tu médico podrá recomendar la aplicación de hielo en tus piernas tan frecuente como una vez por hora por diez minutos a la vez para disminuir el dolor y la inflamación. Los paquetes de hielo se pueden hacer de bolsas auto-sellantes de un galón (3,79 l) con agua mezclada con alcohol. Utiliza dos bolsas, una dentro de la otra y vierte la mezcla dentro y congela durante la noche. El alcohol evita que la mezcla se congele y se endurezca por completo. Además de utilizar el hielo para la inflamación, tu médico te pedirá que utilices medias de compresión que evitan los coágulos de sangre. Mejoran la circulación al aplicar presión. La media se ajustará y se sentirá apretada pero así debe ser. Tu médico te dirá que la utilices por al menos seis semanas. Asegúrate de utilizarla de acuerdo a las instrucciones. La media debe ajustar suavemente sin dobleces ni arrugas.

Ejercicios de terapia física

Aún cuando hayan sido las rodillas las que fueron reemplazadas, muchos de los ejercicios físicos parecerán enfocarse en tus pies u otras partes de la pierna. Recuerda que todos los músculos están conectados y, aunque no parezca que los ejercicios están guiados a fortalecer tus rodillas, es aún muy importante. Debes repetir cada ejercicio unas 15 veces y repetir toda la rutina de la terapia física tres veces al día. Tu terapeuta podría ir a tu casa especialmente durante la primera parte de tu recuperación. De igual manera, tu probablemente tendrás que ir al centro de rehabilitación. Los ejercicios que aprenderás en el centro al igual que los que te enseñe tu médico y terapeuta, los puedes hacer en casa. Debes continuar tu régimen de ejercicio aún cuando hayas completado las sesiones de terapia requeridas. Reconstruir la fuerza de tus rodillas y piernas te llevará algún tiempo, así que sé paciente. La mayoría de los ejercicios se realizarán en una de tres posiciones: acostado boca arriba, sentado en una silla o de pie. Los ejercicios se enfocarán en fortalecer tus piernas así como incrementar la movilidad de tus articulaciones de la rodilla. La condición de tus rodillas y su movilidad antes de la cirugía serán un factor de cuánto tiempo pasará para una total recuperación. Con trabajo, deberás de ser capaz de moverte mejor que antes de tu cirugía. Los ejercicios realizados mientras estás acostado boca arriba ejercitarán y estirarán los músculos de tu pantorrilla y el tendón de la corva. De igual manera, se enfocarán en doblar y estirar tus rodillas. Los ejercicios sentado desarrollarán fuerza en el muslo superior al levantar las piernas y al enderezarlas en la rodilla tirarás en contra de la gravedad para algo de resistencia. Los ejercicios estando de pie serán más avanzados. Al principio querrás detenerte del respaldo de una silla o la orilla de una mesa o mostrador. Los ejercicios de pie se enfocarán en el alcance de tu pierna y fortalecerán muchos de los grupos de músculos interiores, como los abductores. Muchos de tus ejercicios serán realizados simplemente al mover tus piernas, doblando las rodillas y estirando los dedos del pie. Conforme avanzas y te fortaleces, harás muchos de los mismos ejercicios con resistencia adicional utilizando bandas elásticas. Estas bandas de látex agregarán el factor de estirar y tirar a tu terapia física. Si tienes una piscina, considera agregar ejercicios acuáticos a tu rutina. Simplemente caminar por el agua a una profundidad a la cintura agregará más resistencia a tu terapia. Debido a que el agua te proporciona tu propia flotabilidad, causa menos esfuerzo en tus articulaciones. Para que la rodilla funcione bien, toda la pierna debe funcionar. Así que mantén toda la pierna fuerte y estirada. Después de la terapia física recuerda aplicar hielo a tus rodillas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media