Terapia física para el pie caído

Escrito por abaigeal quinn | Traducido por carrie king
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Terapia física para el pie caído
El síndrome de pie caído puede dificultar la marcha y provocar caídas. (Happy gait image by Stepanov from Fotolia.com)

El síndrome de pie caído es un desorden neuromuscular que a menudo es síntoma de otra enfermedad subyacente. Este desorden afecta tu habilidad de levantar tu pie adecuadamente e inhabilidad para mover el tobillo. Esto puede llevar a un pie flácido y generalmente se manifiesta en una marcha exagerada con pasos altos, llamada marcha de pie caído o marcha en steppage. Hay varios tratamientos disponibles para la caída de pie, como férulas especiales, terapia física o cirugía.

Otras personas están leyendo

Férulas y tablillas

La órtesis de tobillo y pie a menudo se usa para ayudar la marcha de un paciente si aún tienen función de sus músculos; esto mantiene sus músculos en el tobillo en un ángulo de 90 grados para ayudar a levantar el pie del suelo al caminar. A menudo se usan suelas de polipropileno para inmovilizar el pie, si hay un problema con espasticidad causada por un accidente cerebro vascular o un desorden neurológico. También pueden ajustarse para asistir la dorsoflexión para las deformidades espásticas moderadas, o una órtesis de cierre de zapato ajustada por encima del taco del zapato. A menudo, el entrenamiento de la marcha se usa en combinación con una férula o tablilla como parte de un plan de terapia física.

Entrenamiento de marcha

El entrenamiento de marcha se usa en los pacientes con problemas de marcha importantes. El entrenamiento de marcha te enseña cómo caminar de manera segura y eficiente al incorporar ejercicios de fuerza y equilibrio para ayudar la estabilidad y percepción corporal. A menudo el entrenamiento de marcha usa barras paralelas, bastones y andadores para asegurar la seguridad del paciente. Puedes usar aparatos de asistencia, como un cinturón de marcha, para ayudar al paciente a mantener el equilibrio al caminar.

Ejercicios

Tu terapeuta físico puede recomendar varios ejercicios para ayudar a fortalecer y elongar tu pie mientras devuelve movilidad al tobillo. Estos pueden incluir caminar 20 pasos sobre tus talones, seguidos por 20 en puntas de pie, asegurándote de incorporar el uso de muebles, paredes u otros aparatos de asistencia para mantener el equilibrio. Otro ejercicio para el pie caído es pararte con los pies separados a la apertura de tus hombros, mientras levantas tus dedos de los pies y mantienes la posición por 10 segundo antes de volver a bajar al piso. Los ejercicios como balancearte sobre tus talones también son recomendables. Estos ejercicios se deben hacer cada vez más frecuente durante la etapa de terapia física (a veces diez veces por día), pero también se pueden recomendar diariamente para ayudar al síndrome de pie caído.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles