Terapia para las lesiones del codo

Escrito por alexis lawrence | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Terapia para las lesiones del codo
Muchas de las lesiones del codo que se producen durante el atletismo, el levantamiento de objetos pesados ​​o durante los movimientos repetitivos, se pueden denominar con el término genérico de la epicondilitis, más conocida como el codo de tenista. (faust image by Dron from Fotolia.com)

Muchas de las lesiones del codo que se producen durante el atletismo, el levantamiento de objetos pesados ​​o durante los movimientos repetitivos, se pueden denominar con el término genérico de la epicondilitis, más conocida como el codo de tenista. A pesar del nombre, el codo de tenista no se limita a los tenistas, sino que también afecta comúnmente a los jugadores de bolos, carpinteros, trabajadores de fábricas, golfistas y cualquier otra persona que use la mano y los movimientos repetitivos del antebrazo. El codo de tenista es una condición dolorosa en la que los tendones o los ligamentos del codo están rotos o estirados. Una vez que la lesión se ha producido, la restauración del codo requiere una rutina de descanso y ejercicios suaves.

Otras personas están leyendo

Reposo

El primer paso en el tratamiento de una lesión de codo es tratar el dolor. Con el fin de mantener en un mínimo el dolor, la inflamación del codo debe reducirse tanto como sea posible. Esto requiere a menudo que el codo esté en reposo evitando las actividades que agravan la condición y se debe colocar hielo en el área para disminuir la hinchazón. Aunque el dolor puede hacer que sea una tentación evitar el uso del codo por completo, el desuso de la articulación puede llevar a la disminución del flujo sanguíneo a la zona y a la atrofia muscular, lo que realmente ralentizará el proceso de curación. Para evitar esto, debes continuar usando el codo, evitando al mismo tiempo las actividades que aumentan el dolor.

Ejercicio

Hay varios ejercicios terapéuticos que te permitirán utilizar el codo sin agravar una lesión. Los ejercicios deben ser suaves y nunca se deben hacer hasta el punto que produzcan dolor. Si sientes dolor al hacer cualquier ejercicio del codo, debes parar y hacer algo que requiera menos esfuerzo de la zona.

Antes de pasar a los ejercicios que requieren el uso de pesas, estira el área lesionada en un par de maneras suaves. El primer método de estiramiento de la zona del codo es agarrar una pelota suave en la mano y apretar la pelota suavemente durante unos segundos. Si comienzas a sentir dolor, suelta un poco el balón hasta que el dolor desaparezca. Repite la compresión de 10 a 15 veces por lo menos dos veces al día.

También puedes estirar el codo manteniendo el brazo recto hacia fuera y girando la muñeca, simplemente gira la palma de la mano hacia el techo y luego dale la vuelta hacia el suelo. Esto hará que sientas un tirón en los tendones del codo. Sólo gira la muñeca hasta el punto donde no haya dolor. Si comienza a doler, detén la rotación y vuelve a la posición inicial. Este ejercicio se puede realizar en repeticiones de 10 varias veces al día.

Una vez que has tenido unos días de estiramiento, puedes añadir pesas para trabajar la fuerza. Comienza con un peso pequeño, tal como 1 libra (0,45 kg). Con el peso en la mano, coloca tu antebrazo en la pierna o en una mesa con la mano hacia abajo, de modo que todo el brazo esté soportado, pero que la muñeca cuelgue del borde. Lentamente levanta la mano y bájala de nuevo. Haz 10 movimientos así. Cuando hayas completado estos, coloca el brazo sobre la cara con la palma hacia arriba y haz el mismo ejercicio, levanta el peso y bájalo de nuevo. A medida que aumentas tu fuerza, puedes aumentar el peso, así como el número de repeticiones por día.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles