Cómo terminar un matrimonio y no afectar a tus hijos

Escrito por ginger voight | Traducido por laura de alba
Cómo terminar un matrimonio y no afectar a tus hijos
El divorcio es un cambio dramático para tus hijos al igual que para ti y tu ex. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Por su misma naturaleza un divorcio amenaza con desmantelar a una familia fracturándola en grupos más pequeños y separados. Si crees que esto es difícil para ti, como el adulto, imagina lo que hará para tus hijos, que no están equipados emocionalmente para procesar este cambio dramático en la dinámica de su familia. Afortunadamente, los niños son flexibles. Siempre y cuando tu cónyuge y tú sean consistentes en cómo hacer estos ajustes, puedes ayudar a que la transición sea más sencilla para tus hijos.

Instrucciones

  1. 1

    Den las noticias juntos y dejen fuera los detalles morbosos. Atiendan sus necesidades inmediatas, como dónde vivirán y cómo permanecerán similares las cosas a su vida hasta ahora. Explica que para poder ser mejores y más felices mamás y papás necesitan vivir separados.

  2. 2

    Asegura a tus hijos que no los dejas a ellos, incluso aunque vivas aparte. Asegúrales que te pueden llamar sin importar qué y estarás ahí para que no tengan que preocuparse por el abandono.

  3. 3

    Haz un compromiso con tu cónyuge para llevar juntos la paternidad sin importar quién obtenga la custodia primaria. Recuerda que aunque el matrimonio se haya acabado, estos niños aún necesitan a tu cónyuge como padre. Y de igual forma necesitan que tú respetes esta sociedad que sobrevive después del divorcio.

  4. 4

    Se educado con tu cónyuge enfrente de tus hijos. Discutir constantemente sólo servirá para estresar a tus niños y los hará sentir como que sus lealtades están divididas. Mantén un discurso maduro y educado que permita a tus hijos a ver que tienes las cosas bajo control.

  5. 5

    Mantén consistencia con las reglas a las que tus hijos están acostumbrados. Los niños necesitan y responden bien a la estructura, así que estirar las reglas para ayudar a apaciguar a los niños sólo los hará sentir inseguros. Asegura que ambos hogares lleven a cabo estas reglas, y cualquier rutina existente, para mantener la estabilidad en sus vidas.

  6. 6

    Dile a tus hijos repetidamente y con frecuencia que el divorcio no es su culpa. El divorcio es entre tu cónyuge y tú, y ambos necesitan tener responsabilidad por su disolución. Asegúrate de que tus hijos sepan que nada de lo que hicieron contribuyó al divorcio.

  7. 7

    Deja que tus hijos sepan que pueden hablar contigo abierta y honestamente sobre lo que sienten, incluso aunque te lastime. No sólo está bien sentirse triste, confundido o asustado, es natural. Escuchando lo que sienten, les puedes dar la dirección necesaria para trabajar en ello.

Consejos y advertencias

  • Obtén dirección de un terapeuta familiar que pueda ayudar a tu familia a través del proceso de divorcio. El terapeuta te puede equipar con las herramientas necesarias para buscar, o evitar, cualquier caída.
  • No hables mal de tu cónyuge enfrente de tus hijos para que no los dividas en campos enemigos. No hagas que tus hijos queden en medio o los utilices en contra de tu cónyuge.
Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles