Cómo usar un termómetro rectal

Escrito por ehow contributor | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar un termómetro rectal
Usa un termómetro rectal.

La temperatura rectal es considerada la más precisa. Sin embargo, los termómetros de oído digitales han ganado popularidad, asumiéndose como el elegido en muchas salas de emergencias.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Alcohol isotrópico
  • Un jabón antibacterial
  • Unas toallitas faciales
  • Vaselina
  • Un termómetro rectal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Sacude el mercurio del termómetro rectal por debajo de la marca de los 98 ºF (36,6 ºC).

  2. 2

    Examina el termómetro bajo una luz brillante para asegurarte de que el mercurio haya bajado.

  3. 3

    Lubrica el extremo del vidrio del termómetro con vaselina.

  4. 4

    Pide a tu hijo que se recueste sobre su costado izquierdo con las rodillas dobladas, o en tu regazo.

  5. 5

    Inserta el termómetro en el recto de aproximadamente una pulgada (2,54 cm). Nunca lo fuerces.

  6. 6

    Pide al niño que no se mueva.

  7. 7

    Retira el termómetro después de dos minutos. Usa un reloj para asegurarte de que lo hayas dejado por dos minutos. Si lo retiras mucho antes causará que pierdas la medición de la fiebre.

  8. 8

    Seca el termómetro con un pañuelo de papel. Si el vidrio no está bien limpio será difícil obtener una lectura precisa.

  9. 9

    Sostén el termómetro bajo una luz brillante para obtener su lectura. Tómate tu tiempo. El mercurio no caerá una vez que haya sido retirado del recto.

  10. 10

    Entiende que una temperatura normal es de 99,6 ºF (37,5 ºC).

Consejos y advertencias

  • Muchos de los termómetros de oído digitales tienen puntas intercambiables, lo que te permite utilizar el mismo para tomar la temperatura rectal.
  • Especialmente en los niños, las temperaturas normales pueden fluctuar en un grado.
  • Evita tomar la temperatura rectal inmediatamente después de actividad como un movimiento de intestino, un baño o una ducha caliente.
  • Limpia el termómetro rectal con agua tibia y jabón, luego límpialo con alcohol isopropílico. Nunca uses agua más caliente de 97 ºF (36,1 ºC).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles