Cómo un terremoto afecta a la biosfera y a la hidrosfera

Escrito por laurel cleary | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo un terremoto afecta a la biosfera y a la hidrosfera
Una escarpa es una forma de la tierra causado por un terremoto. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La tierra está hecha de grandes piezas llamadas placas tectónicas en movimiento que se empujan unas contra otras con gran fuerza. Cuando una placa de pronto da paso a otra, se produce un terremoto. Los terremotos afectan a la biosfera, la capa de la superficie de la Tierra en la que la vida puede existir. Esto incluye toda el agua sobre o cerca de la superficie terrestre, la hidrosfera. La severidad de un terremoto aumenta a medida que su magnitud (su tamaño relativo, medido por un sismógrafo) aumenta y disminuye a medida que la distancia desde la falla que lo causó aumenta.

Otras personas están leyendo

Las ondas sísmicas

La mayoría de la destrucción de vidas humanas en un terremoto es el resultado del colapso de los edificios, que es causado, en el lenguaje de la física, por una combinación de ondas de cuerpo y de superficie. Estas ondas causan que el terreno y los edificios que descansan sobre el suelo, vibren en un modo complejo. Las ondas viajan a través de la construcción de cimientos y luchan contra su inercia o resistencia al cambio. Éstas hacen hincapié en las paredes y las articulaciones destruyendo aquellos edificios que no han sido construidos para resistirlo.

Los deslizamientos de tierra

Los terremotos pueden causar varios tipos de deslizamientos de tierra. El tipo más común de temblor inducido por un deslizamiento de tierra es un desprendimiento de rocas que se produce en laderas empinadas. Las avalanchas de tierra pueden ocurrir en pendientes empinadas que son generalmente estables, pero donde el suelo es de grano fino y no está fuertemente asentado en su lugar. Los deslizamientos de tierra submarinos pueden ocurrir en los deltas y pueden ser responsables de los daños a las instalaciones portuarias, como ocurrió en Seward, Alaska en 1964.

Licuefacción

Los suelos arenosos que son normalmente estables y de apoyo pueden mezclarse con agua durante un terremoto y llegar a ser como arenas movedizas, similar a lo que sucede cuando mueves los dedos de los pies en la arena cerca de la línea de flotación en la playa. El resultado es la licuefacción, que puede manifestarse en un número de maneras. Una extensión lateral es el movimiento lateral de grandes extensiones de tierra en una pendiente suave. La tierra puede moverse desde 10 hasta 150 pies (304,8 hasta 4.572 cm) y puede ser destructiva para las tuberías subterráneas. Un fallo de flujo es una capa de material intacto que cabalga por encima de una capa de suelo licuado, en tierra o bajo el agua. Moviéndose aproximadamente a decenas de kilómetros por hora, las fallas de flujo pueden ser catastróficamente destructivas. El suelo que normalmente soporta un edificio u otra pérdida experimenta una pérdida de soporte cuando sufre la licuefacción, permitiendo que la estructura de apoyo se asiente y se fije. Los golpes de arena se producen cuando una agitación prolongada de los estratos licuados causan una erupción de agua de la capa de arena.

hidrosfera

Los terremotos pueden modificar el flujo de agua subterránea de manantiales al provocar la expansión y contracción del acuífero de la cual fluye el manantial. El cambio puede ser temporal o permanente. Las fallas sísmicas pueden también producir canales y estanques de compensación de hundimiento, el agua que se acumula en la depresión a lo largo de una línea de falla de desgarre. Como mucho, el mayor efecto de los terremotos en la hidrosfera es el tsunami, que significa "ola de puerto" en japonés. Los tsunamis resultan de un cambio repentino vertical en el fondo del océano, por lo general, donde las placas tectónicas se encuentran, que pueden ser causadas ​​por un terremoto, un deslizamiento de tierra o un volcán. Una onda pequeña, en general a sólo unos pocos metros de altura, se genera. A medida que la profundidad del agua disminuye cerca de la tierra, sin embargo, la altura de la ola aumenta muchas veces, y es capaz de causar destrucción masiva a cientos o miles de kilómetros del lugar del terremoto. Una forma de miniatura de tsunami que puede ocurrir en los lagos se denomina seiche.

Accidentes geográficos

Los grandes terremotos pueden aumentar la altura de las montañas por cualquier lugar desde unas pocas pulgadas a unos cuantos pies. Cuando un lado de una falla se mueve hacia arriba en relación con el otro lado de la falla, se crea una cresta escarpada llamada escarpa. A medida que ocurren varios terremotos a lo largo de una falla, la roca a lo largo de la falla se rompe y queda sujeta a la erosión que, con el tiempo, puede formar un valle en la zona de falla. Una falla puede interferir con el movimiento de las aguas subterráneas, subir o bajar su nivel y originar estanques o fuentes. Una falla de deslizamiento sobre la superficie de la tierra se muestra como una interrupción poco profunda llamada una topera.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles