Cómo hacer un testamento sin un abogado

Escrito por george lawrence | Traducido por laura guilleron
Cómo hacer un testamento sin un abogado

Puedes hacer tu testamento tú mismo.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Un testamento puede ser uno de los documentos más importantes que poseas. Sus contenidos establecen tus instrucciones finales para tus seres queridos cuando mueras. La persona que lea tu testamento debería tener una idea clara de lo que deseabas en cuanto al funeral y los procedimientos de entierro, y de qué manera se va a distribuir tu propiedad. Con un documento de tal magnitud, pensarías que sólo un abogado o planificador de sucesión podría redactar un testamento. Si bien es buena idea contactar a estos especialistas, dispones de todas las herramientas que necesitas para hacer tu propio testamento.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel o procesador de texto
  • Bolígrafo
  • Dos testigos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Demuestra que posees la capacidad legal para redactar un testamento, que incluye ser capaz de iniciar un contrato. Por lo general, esto significa que debes haber alcanzado la mayoría de edad en tu estado, que suele ser a los 18 años. Debes "estar en tu sano juicio", que implica tener la habilidad de tomar decisiones racionales por cuenta propia acerca de la disposición de tu propiedad. Para cumplir con este requisito, debes comprender el alcance de tu propiedad (es decir, saber qué te pertenece y cuánto tienes). También debes conocer "los objetos de tu recompensa", si es que la hay, que es una forma legal de decir que sabes quién es tu familia y cómo te relacionas con ella. No posees la capacidad mental necesaria si, por ejemplo, no tienes hijos pero crees lo contrario. Eso podría ser indicación de que estás delirando.

  2. 2

    Escribe una declaración evidenciando que tienes una "intención testamentaria", que es la intención de hacer un documento testamentario (testamento) que controle la disposición de tu propiedad. Una frase común que se incluye en la mayoría de los testamentos es la siguiente: "Yo, [coloca tu nombre], estando en sano juicio y predispuesto, escribo y pretendo que el presente documento sea mi última voluntad y testamento". Usa lenguaje similar como introducción al testamento y un precursor para las dotes.

  3. 3

    Haz un listado de tus dotes testamentarias. No se necesitan palabras mágicas para redactar un testamento. Si tienes una intención testamentaria y cumples con los requisitos de "sano juicio", puedes escribir un documento y presentarlo como tu testamento. Una vez que hayas redactado la declaración o intención testamentaria, lista las dotes específicas y descríbelas con particularidad. Por ejemplo: "Le dejo la fotografía de Steve Yzerman que estaba colgada en la pared de mi sótano a mi primo [coloca el nombre]". La especificidad evita la confusión acerca de lo que es la dote y quién se supone que la reciba.

  4. 4

    Incluye una cláusula residual, que es una declaración general que le otorga lo que queda de la propiedad a un individuo o entidad (como una caridad). Suele venir luego de la lista de disposiciones testamentarias específicas (tal como se describe en el Paso 3). No es factible hacer una lista de cada propiedad que posees y dársela a alguien. Agrega la cláusula residual luego de determinar las dotes específicas. No se requiere lenguaje específico, pero he aquí un ejemplo para aclarar: "El resto, residuo y lo que queda de mi propiedad será para mi cónyuge, [coloca el nombre], para que lo conserve o distribuya como a [él o ella] le plazca".

  5. 5

    Firma el testamento en presencia de dos testigos y haz que también ellos lo firmen. Los testigos pueden ser cualquiera, pero deben ser capaces de firmar un documento de forma legal (lo que significa que tienen que ser adultos). Si tienes dos hijos adultos pueden actuar como testigos, incluso si reciben algo del testamento. También es aceptable que lo firmen dos extraños.

Consejos y advertencias

  • Sella el documento y guárdalo en un lugar seguro. Si el testamento se pierde o se destruye, entonces lo más probable es que tus últimos deseos no se lleven a cabo.
  • Este artículo fue redactado sólo para propósitos informativos. No pretende proporcionar asistencia legal. Los lectores con problemas legales serios deberían buscar a un abogado.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media