Texturas y efectos con técnicas de acuarela

Escrito por ana sol | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Texturas y efectos con técnicas de acuarela
Experimentar con diferentes técnicas puede hacer que logres hermosas pinturas llenas de textura. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

A menos que hayas estado pintando con acuarelas desde hace mucho tiempo, lo más probable es que su uso sea un proceso impredecible. Por más frustrante que sea, también pude ser una excelente manera de descubrir los efectos de textura en la pintura. Lo mejor para mejorar es practicar varias técnicas utilizando una variedad de pinceles y papeles hasta que te sientas lo suficientemente cómodo con ellos para hacer una verdadera pintura.

Otras personas están leyendo

Granulación

La granulación tiene mucho que ver con la marca de pintura y con el papel que utilizas. El papel prensado en frío ya tiene un poco de textura rugosa, mientras que el prensado en caliente tiende a ser suave. La pintura de acuarela está hecha con pigmentos en gránulos, que pueden variar en tamaño según la marca o incluso según el color. Con la granulación aplicas la pintura combinada con agua en el papel y los gránulos se unen en los espacios que quedan en los papeles con texturas rugosas.

Salpicadura

La técnica de salpicadura incluye el movimiento rápido de la pintura de las cerdas del pincel. Esta técnica puede ser muy complicada y es interesante mientras que el pincel no toque el papel. Algunos artistas lo hacen moviendo el pincel desde la muñeca, particularmente cuando utilizan un pincel grande o para lograr gotas más gruesas. Otro método es sacudir las cerdas en forma individual o unas pocas a la vez; esto hace que un cepillo de dientes sea la herramienta ideal. La apariencia final es similar al aerosol o a un estampado irregular generado por las gotas de pintura.

Charcos

La técnica de charcos es particularmente impredecible, ya que es muy poco lo que el artista puede hacer para controlar la apariencia final de la pintura. Los pinceles no son necesarios debido a que mezclas el agua con el pigmento y lo derramas sobre el papel para crear los charcos. Es una buena idea comenzar humedeciendo la hoja; esto le da más libertad al agua y la pintura para expandirse. En el papel, el pigmento tiende a unirse en los bordes del charco y secarse con una apariencia similar a una mancha. Es una buena idea probar esto con distintos colores para crear una apariencia de mármol o psicodélica sobre el papel.

Absorción

La absorción implica retirar el pigmento de la hoja más que de aplicarlo. Antes de que la pintura se seque, utiliza un absorbente, como una toalla, para absorber suavemente la pintura. Esto deja espacios en blanco detrás con una textura similar a la del absorbente. Ten en cuenta que diferentes absorbentes dejarán texturas distintas. Por ejemplo, un papel absorbente acolchado dejará marcado su estampado, lo que puede o no ser deseado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles