Qué hacer cuando tienes problemas para respirar

Escrito por laura latzko | Traducido por maria della cella figueredo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Si tienes problemas para respirar, puedes sentir que no puedes inhalar la suficiente cantidad de aire ni tampoco exhalarlo de tus pulmones, según MedlinePlus. Podrías empezar a toser, respirar con dificultad, dar gritos ahogados o sentirte sin aire como resultado de los problemas respiratorios. Las personas a menudo tienen este tipo de problemas a causa de una enfermedad o una dolencia, como por ejemplo la infección del seno nasal, asma, enfermedad pulmonar, neumonía, cardiopatía, alergias, un ataque al corazón y otro problema respiratorio. El tratamiento para los problemas respiratorios a menudo depende de la severidad de tu enfermedad pulmonar o cardíaca.

Otras personas están leyendo

Tratamiento en el hogar

Si tienes problemas para respirar debido a un resfrío, congestión nasal o cualquier otro problema menos severo, utiliza atomizadores descongestivos nasales de venta libre o gotas o comprimidos antiestamínicos. Los medicamentos de descongestión nasal disminuyen el tamaño de los vasos sanguíneo en la nariz, haciendo que sea más fácil respirar, según MedlinePlus. Las jeringas nasales y las gotas de agua salada para la nariz son remedios para el hogar que puedes usar para despejar la congestión nasal.

Para la congestión nasal y/o resfrío, come sopa de pollo ya que puede ayudarte a mover la mucosa más rápido a través de tu nariz, lo que puede ayudar a reducir o interrumpir la congestión nasa, de acuerdo a Mayo Clinic. Utiliza un humidificador o caporizador para crear un ambiente humidificado en tu habitación, lo cual también puede ayudar para respirar mejor.

Si tienes un problema crónico que hace que tengas problemas de respiración, necesitas dejar de fumar, reducir el estrés en tu vida, mantener un peso saludable, ejercitarte a menudo, comer una dieta bien equilibrada y/o limitar tu exposición a ciertos alérgenos para reducir tus problemas respiratorios.

si dejas de respirar, necesitarás que alguien te realice CPR (por sus siglas en inglés, resucitación cardiopulmonar). Deja que las personas cercanas a ti sepan que estás sufriendo un problema como un ataque al corazón que podría hacer que dejes de respirar. CPR se usa para restablecer el flujo sanguíneo hacia el corazón, el cual puede ayudarte a respirar, según la American Heart Association.

Tratamiento médico

Debes buscar ayuda médica si experimentas dolor o presión en el pecho, dificultad para respirar, insomnio como resultado de los problemas respiratorios, un resfrío, y/o fiebre junto con falta de aire debido a que sufres un problema respiratorio más severo, como por ejemplo la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

En el consultorio de tu médico necesitarás realizarte un examen físico, un historial médico y/o otros exámenes. Tu médico puede realizar un examen de rayos x para evaluar tus pulmones, un electrocardiograma (ECG) para medir los impulsos eléctricos que viajan hacia y desde tu corazón, un examen de función pulmonar para averiguar si tienes una enfermedad pulmonar, como por ejemplo asma o bronquitis, u otro examen que mida tu corazón o pulmones.

Luego de que te sometas a exámenes de diagnóstico, lo más probable es que tu médico te recete antibióticos u otras medicaciones, como por ejemplo diuréticos, inhibidores de enzima convertidores de angiotensina o bloqueadores beta, para reducir los síntomas, como por ejemplo la falta de aliento que puedes experimentar debido a tu problema.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles