Cómo conseguir que la tinta fluya en una pluma fuente

Escrito por traci bridges | Traducido por walter f. stocco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo conseguir que la tinta fluya en una pluma fuente
Asegúrate de tapar la lapicera cada vez que no la estés utilizando. Esto debería ayudar a mantener el flujo de tinta. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

La primera pluma fuente básica fue inventada por L. E. Waterman en 1884. Éste ideó un sistema de alimentación de tinta que permite que la misma se almacene en una lapicera y fluya a través de la punta y luego sobre el papel. Esto evolucionó a través de los años hasta la que conocemos hoy en día, lo que permite a los escritores estar lejos de su escritorio y del tarro de tinta para escribir. Pero como con todos los sistemas, pueden surgir problemas con del flujo de tinta cuando éste no funciona correctamente. Si no está fluyendo como debe ser, hay varias maneras de reactivar la misma.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una hoja de afeitar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Asegúrate de que el cartucho de tinta esté firmemente unido a la lapicera. Si está correctamente conectado, guárdala en posición vertical con la punta apuntando hacia abajo durante un corto tiempo, para permitir que circule a la punta. Si la tinta todavía no fluye, tu lapicera puede estar obstruida.

  2. 2

    Retira la punta de la lapicera y sumérgela en agua tibia durante cinco minutos. Sólo la punta. Otras partes de la pluma que no están en contacto regular con la tinta no son resistentes al agua. Vuelve a armarla después de limpiarla, y prueba su flujo. Si esto no funciona, intenta el siguiente paso.

  3. 3

    Inserta una hoja de afeitar lentamente y con cuidado a través de la punta de la pluma en el pequeño espacio entre los dos dientes de ésta. Retírala lentamente y con cuidado. Esto debe limpiar la zona. Prueba la lapicera de nuevo para ver el flujo de tinta.

  4. 4

    Elimina la parte inferior de la pluma si la tinta no sigue fluyendo. A continuación, deberías sostener la punta y el cartucho de tinta. Apriétalo hasta que la tinta haga burbujas a través de la punta. Vuelve a armar la lapicera, y comprueba si sigue fluyendo.

Consejos y advertencias

  • Si ninguno de estos remedios funciona, envía tu lapicera a un profesional de reparación o al fabricante. Puede ser necesario ajustar la punta de ésta o puede necesitar ser reemplazada.
  • Asegúrate de tapar la lapicera cada vez que no la estés utilizando. Esto debería ayudar a mantener el flujo de tinta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles