Cómo hacer tinte con frutas y verduras

Escrito por cheryl torrie
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Cómo hacer tinte con frutas y verduras. Reproducir los colores que se encuentran en la naturaleza a partir de frutas y verduras añade calidad artesanal a tus proyectos de manualidades y costura. Los tintes pueden hacerse con cáscaras de naranja, piel de cebolla roja, de manzana y hojas de espinaca. Estas son sólo algunas de las frutas y verduras que prestan bien sus colores. Añadiendo flores, frutos secos y cortezas a tus telas, las posibilidades son infinitas. Con algunos experimentos, puedes llegar a hacer todos los colores del espectro cromático. Estos tintes naturales colorearán tejidos, conchas, huesos, coral y madera. Cualquier cosa que retenga el color puede teñirse con ellos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Filtros de café

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Tintes de fruta

  1. 1

    Pon 2 tazas de verduras troceadas, 4 tazas de agua destilada y media taza de vinagre blanco en una olla vieja. Lleva la mezcla a ebullición. Reduce la temperatura de la olla para que todo hierva a fuego lento durante una hora. Cuela el tinte y viértelo en un tarro de cristal.

  2. 2

    Prepara un fijador del tinte añadiendo 4 tazas de agua y una taza de vinagre blanco en una olla seca y limpia. Pon la olla al fuego y redúcelo. Añade la tela que vas a teñir. Hiérvelo a fuego lento durante una hora. Quita la tela del baño fijador y escurre el exceso de líquido. Enjuaga el tejido y la olla con agua fría y deja a un lado la tela.

  3. 3

    Vierte la solución de tinte en la olla vacía a través de un filtro de café. Baja el fuego y añade el tejido húmedo. Hierve la tela en el tinte a fuego lento hasta que la tela haya cambiado de color. Esto tardará aproximadamente 15 minutos. Para un color más intenso, retira la olla del fuego y deja que la tela se empape en el tinte durante la noche.

  1. 1

    Pela la fruta y corta las pieles en trozos pequeños. Añade a la olla 2 tazas de pieles de fruta troceadas y 4 tazas de agua destilada. Llévalo a ebullición y a continuación baja la temperatura. Hiérvelo a fuego lento durante una hora. Cuela el tinte y viértelo en un tarro de cristal.

  2. 2

    Haz un fijador del color añadiendo 8 tazas de agua fría y media taza de sal de mesa en una olla grande. Añade la tela a la olla y hiérvelo a fuego lento durante una hora. Retira el tejido de la olla y escurre el exceso de líquido. Enjuaga a fondo la tela y la olla con agua fría y deja a un lado el tejido.

  3. 3

    Vierte la solución de tinte en la olla vacía a través de un filtro de café. Baja el fuego y añade el tejido húmedo. Hierve la tela en el tinte a fuego lento hasta que la tela haya cambiado de color. Esto tardará aproximadamente 15 minutos. Para un color más intenso, retira la olla del fuego y deja que la tela se empape en el tinte durante toda la noche.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles