¿En qué tipo de clima crecen mejor los lirios?

Escrito por samantha volz | Traducido por laura gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿En qué tipo de clima crecen mejor los lirios?
Los lirios vibrantes crecen mejor en climas moderados. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los lirios son probablemente algunas de las flores más fáciles de reconocer, se las ve crecer en los jardines como plantas de interior, y en los campos y los valles de todo el mundo. Estas plantas vibrantes producen un olor suave y colores que van desde el blanco puro hasta naranjas y rojos vibrantes. Pueden crecer en una gran variedad de áreas, pero son necesarias condiciones específicas de atención para que prosperen.

Otras personas están leyendo

Temperatura

Las únicas fluctuaciones de temperatura que los lirios no pueden manejar son los extremos absolutos de calor y frío. Estas flores pueden soportar en temperaturas de 90 grados Fahrenheit (32° Celsius) y mantenerse con el frío por debajo del nivel de congelación. Las regiones tropicales pueden ser un problema ya que los lirios necesitan una estación fría que descienda por debajo de los 65 grados Fahrenheit (16° Celsius) durante al menos ocho semanas. Este período de latencia les permite almacenar los nutrientes y la energía para producir su siguiente ronda de flores; harán esto incluso creciendo en interiores en donde las estaciones no hacen su ciclo.

Ubicación

Coloca tus lirios en un área del jardín (o, si es en el interior, tu maceta de lirios) en donde vayan a recibir por lo menos seis horas de luz solar directa al día. Esta exposición al sol es lo que les permite producir sus flores de vibrantes colores. Los lirios plantados en la sombra o zonas de poco sol producirán tallos largos que serán delgados porque se extenderán hacia la débil luz del sol, lo que los hace más susceptibles a los daños causados ​​por la temperatura y los vientos.

Tierra

Los lirios son altamente susceptibles al crecimiento de hongos en las hojas, tallos y raíces, de modo que el suelo debe ser rápido para drenar. Sin embargo, los lirios no germinan en tierra arcillosa que no posea humedad, así que hay que encontrar un equilibrio entre húmedo y empapado. Cuando los plantes, añade unas cuantas pulgadas de enmiendas orgánicas como el compuesto, estiércol o turba, lo que elevará un poco la cama de siembra, fomentando que el exceso de agua corra más rápido. Sin embargo, las enmiendas orgánicas ricas absorben la humedad, manteniéndola hasta que el lirio la necesite para prosperar.

Cambios de clima

La siembra se hace generalmente en primavera, justo después de la amenaza de las heladas, para garantizar un buen florecimiento de verano. Sin embargo, aunque los lirios plenamente establecidos no son dañados por la helada, las plantas jóvenes si lo son. Por lo tanto, después de plantarlos, riega bien el suelo para que esté húmedo, y acumulan una capa de 4 a 6 pulgadas (10 a 15 cm) de grosor de mantillo orgánico alrededor de los lirios. El mantillo no sólo ayudará a retener la humedad del suelo, sino que también lo aislará contra los cambios de temperatura en el aire para evitar daños por heladas (y más tarde de mucho calor inesperado).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles