DESCUBRIR
×

¿Qué tipo de flor es la que se denomina diente de león?

La flor conocida como diente de león, o Taraxacum officinale, crece al norte del continente americano, Europa y Asia. Es una planta perenne que llega a medir una altura de 18 pulgadas (45 cm). La flor es de un amarillo brillante, se compone de tallos huecos y deshojados. Las hojas son dentadas, sin pelo; y posiblemente de ahí se deriva el nombre de la planta, que proviene del francés antiguo “dent de lion” o colmillo de león. La planta tiene una raíz larga que puede extenderse hasta un pie (30,48 cm) o más hacia el fondo de la tierra.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La maleza

Las flores conocidas como diente de león son consideradas malezas por los jardineros que hacen grandes esfuerzos para erradicarlas. Por desgracia, estas flores son expertas colonizadoras, pues la cabeza de la flor produce cientos de diminutas semillas "paracaídas". De tal manera que la planta se regenera desde la sección más pequeña de la raíz. Tiene varios atributos positivos para los jardineros porque atrae a las abejas, mariposas y otros insectos. También, sus largas raíces mueven los nutrientes de las profundidades de la tierra hacia la superficie, lo que beneficia a otras plantas cercanas.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Planta medicinal

Los herbolarios han premiado a la flor diente de león como una de las plantas más curativas porque contiene grandes cantidades de vitamina A, complejo B, C y D. También es una rica fuente de potasio, zinc y hierro. Las hojas tienen un efecto diurético en los seres humanos, y debido a que contienen mucho potasio, la planta es considerada una alternativa más segura que otros diuréticos que filtran potasio en el cuerpo. Las raíces son un estimulante digestivo y tienen propiedades antivirales.

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Alimento

Las hojas jóvenes se comen crudas en ensaladas o se cuecen ligeramente al vapor, lo que las hace parecerse a la espinaca. Las hojas más viejas no se apetecen porque adquieren un sabor amargo, pero su sabor se mejora llevando a cabo dos cambios de agua para eliminar el amargor. Las raíces están en su mejor momento de otoño a primavera. Saben ligeramente dulces y se pueden cocinar en sopas y estofados.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Bebida

Las raíces de la flor conocida como diente de león también se pueden lavar, dejar secar y picar para utilizarlas y elaborar un sustituto de café. Las hojas se convierten en una delicada tisana o té. A menudo se combina con otras hierbas para aumentar los beneficios para la salud. Con las flores se puede hacer un vino de color ligeramente pajizo y refrescante.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images