Tipos de bacterias que pueden encontrarse en la cocina

Escrito por yashekia king | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tipos de bacterias que pueden encontrarse en la cocina
La E. coli es una de las bacterias que pueden encontrarse en una cocina. (Duncan Smith/Photodisc/Getty Images)

En la cocina de cualquier hogar pueden encontrarse diversos tipos de bacterias. No podemos evitar que los alimentos que manipulamos las contengan. Pero sí es posible detener la propagación de las infecciones producidas por esas bacterias, siempre y cuando enjuaguemos las frutas y verduras, cocinemos bien los alimentos y mantengamos los productos ya cocinados alejados de los que aún estén crudos. Además, es importante mantener las superficies de trabajo de la cocina limpias y cambiar con frecuencia las esponjas que se utilizan para lavar los platos, ya que suelen albergar bacterias.

Otras personas están leyendo

Staphylococcus

Los estafilococos son unas bacterias que provocan infecciones en los intestinos y que suelen encontrarse en alimentos como el queso o la leche. Algunos productos salados, como el tocino, también atraen a estas bacterias, permitiendo su rápida reproducción. Una persona que ingiera algún alimento que haya sido contaminado por la bacteria Staphylococcus experimentará diversos síntomas, como calambres estomacales, diarreas o náuseas, que pueden durar hasta tres días. Hay alimentos que no se cocinan, como el yogur, que son especialmente susceptibles a los estafilococos.

Salmonella

Salmonella es el nombre de un grupo de bacterias que se hallan en alimentos contaminados por las heces de animales. Entre dichos alimentos pueden incluirse verduras, frutas, huevos, leche, pollo y carne de res, que no mostrarán signo alguno de haber sido contaminados por la Salmonella. Al ingerir productos infectados, el microorganismo patógeno penetra en el tracto digestivo y se multiplica. Entre los síntomas de intoxicación por Salmonella en humanos se incluyen las náuseas, los vómitos y la diarrea, que suelen durar unos tres días. Las personas que toman antiácidos y los bebés de menos de un año son más susceptibles a padecer salmonelosis.

E. coli

La E. coli es otro tipo de bacteria que puede encontrarse en la cocina de casa. Suele estar presente en la carne molida y también en la leche, ya que reside en los intestinos del ganado. Estas bacterias también puede hallarse en los productos agrícolas, debido al riego de los cultivos con aguas contaminadas por la E. coli contenida en las heces del ganado. Las personas que ingieran esta bacteria pueden sufrir problemas respiratorios, infecciones en el tracto urinario y diarreas. La infección suele cursar sin que la persona afectada se dé cuenta de ello, achacando los síntomas que padece a un virus estomacal.

Vibrio vulnificus

Otro tipo de bacteria que es posible hallar en la cocina de casa es la Vibrio vulnificus; se encuentra concretamente en los mariscos crudos. Las personas infectadas por este patógeno suelen experimentar dolor de estómago, diarrea y vómitos. El consumo de ostras puede ser especialmente dañino, sobre todo para una persona que padezca una enfermedad hepática crónica. El motivo es que las ostras se extraen de ambientes marinos en los que de forma natural abundan las Vibrio vulnificus. Es necesario cocinar bien los mariscos para evitar la proliferación de estas infecciones bacterianas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles