Tipos de ensayos

Escrito por sharon penn | Traducido por laura guilleron
Tipos de ensayos

Los ensayos pueden emplearse para muchos propósitos.

writing image by Horticulture from Fotolia.com

Los ensayos pueden emplearse para una variedad de propósitos. Una vez que decidas el objetivo para redactar el ensayo, puedes elegir el tipo adecuado para la tarea. La mayoría de los ensayos tienen una introducción, al menos tres párrafos que conforman el cuerpo y una conclusión. En la introducción debe presentarse la idea principal o tesis, en los párrafos siguientes se agregan los detalles y se resume todo en la conclusión.

Otras personas están leyendo

El ensayo expositivo

En un ensayo expositivo transmites información o le explicas algo al lector. Este es un ensayo de tarea muy común que comienza con informes que solicitan los maestros en la escuela primaria. La clave para redactar un buen ensayo expositivo radica en establecer la tesis con claridad y proporcionar los detalles suficientes para respaldarla. La organización también es muy importante. Por ejemplo, si estás escribiendo un ensayo expositivo acerca de los destinos turísticos de Italia, tu tesis podría ser que hay muchas ciudades interesantes para visitar allí. El primer párrafo del cuerpo podría comenzar afirmando que Roma es interesante porque posee una riqueza histórica y artística; añade los detalles suficientes (al menos tres) para establecer tu punto. Continúa con otras dos ciudades italianas de interés y redacta una conclusión que reformule la tesis. No uses la primer persona en este tipo de ensayo, pues no es tu opinión la que expresas.

El ensayo persuasivo

En un ensayo persuasivo, tomas una postura respecto a un tema controvertido y convences al lector de tu punto de vista. Antes de comenzar, debes investigar el tema para poder presentar argumentos verosímiles y los hechos que los respalden. Al igual que el ensayo expositivo, la estructura de este ensayo incluye una introducción con tu tesis, al menos tres párrafos de cuerpo que presenten un argumento que respalde la tesis junto con detalles y, por último, la conclusión. Por ejemplo, puedes redactar un ensayo persuasivo acerca de los efectos del calentamiento global. Tu tesis podría ser que el calentamiento global produce muchos efectos nocivos y es una amenaza para la vida en la tierra. En los párrafos centrales debería proporcionarse evidencia sobre el calentamiento global y sus efectos; deben incluirse al menos tres ejemplos, cada uno en un párrafo separado y con hechos investigados cuidadosamente. En la conclusión se repite lo establecido en la tesis.

El ensayo comparativo

En un ensayo comparativo o de "comparar y contrastar", tomas dos elementos, como figuras literarias, eventos históricos o tipos de música y muestras en qué se parecen y en qué se diferencian. De la misma manera que en los ensayos expositivos y persuasivos, la introducción debería establecer a quién o a qué comparas y si hay muchas diferencias y similitudes. Los párrafos del cuerpo analizan las áreas de comparación. Por ejemplo, luego de haber leído "Romeo y Julieta", quizás te pidan que compares a Romeo con el fraile. El primer párrafo podría decir que Romeo es impulsivo, mientras que el fraile es pensativo. Luego darías ejemplos. El segundo párrafo se centraría en otro aspecto de las personalidades de ambos personajes, indicando en qué se parece y en qué difieren; lo mismo en el tercer párrafo. La conclusión diría algo como, "Tal y como pueden observar, a pesar de que Romeo y el fraile tienen una relación unida, son muy distintos".

El ensayo narrativo

El ensayo narrativo es un poco distinto a la mayoría de los ensayos. En muchos casos, este tipo de ensayo se redacta en primera persona, usando la palabra "Yo". Puede escribirse una narración o relato acerca de un incidente de tu vida o en respuesta a guías visuales. Los elementos importantes del ensayo narrativo son los mismos de cualquier relato: personaje(s); un escenario que incluya el tiempo y lugar; y una trama con un conflicto, un clímax y una resolución. La narrativa debería tener un comienzo claro, un cuerpo y una conclusión. Para redactar un buen ensayo narrativo, escoge un incidente o argumento que se conecte con otros y que tenga un atractivo universal. Es por eso que algunas tramas aparecen una y otra vez; nunca nos cansamos de las historias en las que un chico conoce a una chica o en las que un hombre o mujer pobres hacen el bien. Para lograr una historia interesante, usa detalles y apela a los sentidos del lector.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media